La Fundación Focus-Abengoa y la Compañía de Jesús de la provincia de Andalucía presenta este viernes el libro 'Los dos Espejos. Historia de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Sevilla durante sus dos primeros siglos 1550-1767', del padre Antonio de Solís y con la edición, transcripción y notas del padre Leonardo Molina García, donde se recogen 250 años de historia de los jesuitas en la ciudad.

La obra, "inédita hasta el momento", según ha declarado el padre Molina a Europa Press, fue escrita por el padre jesuita Antonio de Solís, un jesuita del siglo XVIII que estaba en la Casa Profesa de la compañía en Sevilla, la actual Iglesia de la Anunciación, la casa "más importante en la ciudad y Andalucía".

'Los dos Espejos. Historia de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús en Sevilla durante sus dos primeros siglos 1550-1767' recoge la historia de todos miembros de la compañía los jesuitas que pasaron por la casa en los dos siglos y medios que estuvo vigente, es decir, de 1550 a 1767.

"Humanista extraordinario", según ha indicado, De Solís, que escribió los anales eclesiásticos y seculares de Sevilla después de los Diego de Zúñiga, pone "la historia de cada uno de ellos para que los futuros jesuitas vieran en éstos espejos y modelos de virtudes y comportamiento". En este sentido, ha precisado que este documento tuvo carácter privado hasta que muchas décadas después.

Ese documento inédito del padre De Solís estuvo en la Casa Profesa hasta que en abril de 1767 Carlos III expulso a los jesuitas de España, si bien, ha aclarado que "más que una expulsión fue un extrañamiento, eran extraños a España, apátridas".

Leonardo Molina ha indicado que en este punto aparece la figura de un novicio jesuita se quedó en España, arrepentido posteriormente, se agregó a los desterrados. En 1773, cuando el Papa Clemente XIV suprimió la orden y éste se hizo sacerdote secular, bibliotecario y director de jefe de estudio de seminario. Entonces, el padre Silva, como se conocía, se dedicó a recoger documentos sobre la expulsión de los jesuita y, posteriormente, cuando el Papa Pío VII en 1814 restaura la orden, volvió a Sevilla con los pocos que quedaban y el fondo de la biblioteca, entre el que se encontraba el manuscrita del padre De Solís.

De esta manera, ha continuado afirmado que durante el siglo XIX y XX la compañía sufrió más expulsiones, salvándose de todas ellas la biblioteca, pasando por Málaga, Madrid o Bélgica, durante la II República, volviendo a España en 1939, instaurada la orden.

El padre Molina ha señalado que, aunque sea la primera publicación de la obra, éste era "muy conocido". Su función, según ha manifestado a Europa Press, ha sido buscar las distintas versiones que existen, añadir notas y fijar los textos, así como la transcripción. Además, ha subrayado que en la obra se puede encontrar "una auténtica historia de Sevilla", pues la casa era el centro espiritual y político de la ciudad.

La Casa Profesa, situada en la actual Iglesia de la Anunciación y la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla, era la más importante de la ciudad, a la que se unía el Colegio de San Hermenegildo, situado en la Plaza del Duque, el noviciado en la Calle San Luis, un colegio de ingleses, otro irlandés, y el de becas, misioneros y vacantes.

Por otro lado, ha explicado que existe una edición escrita a pluma en la Universidad de Sevilla, otra en Roma y el manuscrito que se encuentra en el archivo de la compañía en Alcalá de Henares. Asimismo, precisa que el padre De Solís escribió la obra hasta 1755, siendo éste completado por él mismo. "Es un prodigio de amor de los jesuitas a su historia, de astucia ante tantas expulsiones, y una casualidad librarse de incendios y traslados", ha confesado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.