Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía han realizado dos operaciones contra el narcotráfico en Algeciras y Tarifa (Cádiz) que se ha saldado con la detención de cuatro personas, donde de ellos marroquíes, y la aprehensión de casi 1.300 kilos de hachís, según ha indicado la Comisaría.

La primera de las operaciones se inicia a finales de septiembre, cuando los agentes tienen conocimiento de la existencia de un grupo "perfectamente organizado" dedicado a la introducción de importantes cantidades de hachís en España para su posterior venta y distribución.

Así, cuando los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía tienen conocimiento de que se va a llevar a cabo una importante venta ponen en funcionamiento todo un dispositivo de vigilancia y seguimiento sobre los principales investigados, detectándose de esta forma una reunión de los dos principales investigados con un español en la barriada algecireña de San José Artesano, partiendo posteriormente los tres en dos vehículos hacia la barriada del Rinconcillo.

Los agentes detectan que una vez en la barriada del Rinconcillo, uno de los coches se queda aparcado en la zona con dos de los posteriormente detenidos, uno vecino de Algeciras y otro marroquí. Así, los funcionarios de Policía toman conciencia de que el vehículo que se ha marchado, conducido por el otro marroquí detenido, va a cargar la droga para posteriormente entregársela al español, evitando de esta forma que sepa dónde se encuentra el lugar donde se oculta la droga.

Así, cuando es detectada la llegada del vehículo en cuestión y se va a producir el cambio de conductores, los agentes deciden actuar y al ser detectados se produce la huida de los investigados en sus vehículos, llegando incluso a arremeter uno de los vehículos contra un funcionario Policial cuando le estaba dando el alto. Finalmente, tras una persecución por distintas calles de la barriada, son detenidos. Finalmente, entre la droga intervenida en el vehículo y otra en un registro domiciliario incautaron 91 kilos de hachís.

Operación simultánea en los lances

Mientras los agentes se encontraban desarrollando la operación anterior, el 9 de noviembre tiene conocimiento que a pesar del temporal y fuerte viento de levante, en un lugar indeterminado entre la playa de los Lances y Bolonia, se ha producido un alijo de una importante cantidad de hachís.

Así, agentes policiales de los distintos grupos de la Udyco, ante lo extenso de la zona, establecen un dispositivo de rastreo por parejas por playa y pinares, dando como resultado que uno de los equipos observa la presencia de un grupo formado por entre ocho y diez personas que están transportando fardos de arpillera a través de una zona boscosa de pinares hacia un Quads, único vehículo capaz de llegar a esa zona dada su orografía y transportar los fardos con una cierta rapidez entre dunas y pinos.

Ante al "alto" de la Policía, los porteadores sueltan los fardos y emprenden una rápida huida por el escarpado y abrupto terreno, siendo imposible su detención. Finalmente, como resultado, aprehenden 40 fardos de hachís, muchos de los cuales todavía se encontraban ocultos semienterrados en la arena y camuflados con ramas.

Asimismo, la Policía ha indicado que de la dificultad del terreno puede hacerse una idea cuando los agentes tardan más de seis horas en transportar los fardos desde el lugar del alijo hasta los vehículos policiales.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.