El Govern ha considerado "grotesca" la actitud del PP en materia presupuestaria, porque al mismo tiempo exige recorte y control de las Cuentas para 2011 y también un aumento del gasto público, mientras que el Ejecutivo autonómico ha creído "imposible" que puedan alcanzar "cualquier tipo de acuerdo" con los 'populares', una vez votaron en contra, el pasado martes en el Parlament, el Proyecto de Ley con el que pretendían aumentar los impuestos a las rentas más altas.

Así lo ha manifestado el conseller de Economía y Hacienda, Carles Manera, tras el Consell de Govern, quien, también, ha asegurado que están "escaldados" con la postura de la oposición sobre temas económicos en el Parlament porque, por un lado, pidieron, con Proposiciones No de Ley, un incremento del presupuesto en 300 millones de euros, y, por otra, que éste se recortara.

En este sentido, Manera ha apostillado que no puede "cuadrar círculos" y ha insistido en que la prórroga de las Cuentas autonómicas se debe a que no creen que puedan aprobarlos por la situación de minoría del Govern en la Cámara y que "no tienen garantía" de que se puedan negociar la cuestión de los impuestos con la oposición.

También, ha apuntado que, en estos momentos, se están ajustando las partidas para 2011 con cada conselleria, puesto que de los 3.260 millones de euros que tenían de presupuesto, se deben recortar 60 millones de euros de ingresos provenientes de la subida de impuestos a las rentas más altas del archipiélago, que el Ejecutivo preveía con el Proyecto de Ley que fue rechazado el pasado martes por el Parlament, con los votos de UM y PP.

Asimismo, el titular de Economía ha asegurado que el Govern está intentando que esto afecte "lo menos posible" al gasto corriente para educación, salud y servicios sociales. De la misma manera, ha remarcado el "esfuerzo" que se realizará en materia de inversiones en la Comunidad.

Por ello, Manera ha aseverado que, para el próximo año, el montante total destinado a inversiones de 854 millones de euros (454 del Estado y 440 de la Comunidad), es "considerable para los tiempos que corren".

Además, el conseller ha señalado que el hecho de tener que cumplir con el tope del 1,3% de déficit público para 2011, marcado por el Ecofin y el Banco Central Europeo, limita el techo del gasto de Baleares, por lo que si es no posible endeudarse, tampoco se puede invertir y, por tanto, no se crean puestos de trabajo, ha remarcado.

La prórroga de las cuentas es un "procedimiento legal"

Manera ha precisado que la prórroga de las Cuentas de este año para 2011, es una acción que está planteada en la Ley de Finanzas, por lo cual es un "procedimiento legal".

También, ha recordado que los presupuestos que el Govern había confeccionado el pasado mes de julio para el próximo año, son "casi los mismos" que los que se han prorrogado, pero "con la corrección de los ingresos fiscales a la baja".

Por otra parte, el titular de Economía ha aclarado que el retraso en la reunión entre el Govern y el Partido Popular para negociar sobre esta cuestión, se debe a motivos de agencia del presidente, Francesc Antich, que ha tenido diversos compromisos fuera de España en las últimas semanas.