El Centro Cultural Bancaja de Valencia inaugura la exposición 'Rusia Sagrada. Iconos del Museo Rublev', que ofrece por primera vez en España una selección de 52 obras maestras de esta entidad moscovita para ilustrar la evolución de la espiritualidad en el arte desde finales del siglo XV y hasta principios del XIX.

La muestra —que se podrá contemplar hasta el próximo 9 de enero y, posteriormente, viajará a Alicante— descubre al público algunos de los tesoros que custodia el Museo de Cultura y Arte Antiguo Ruso Andrey Rublev, que debe su nombre a este pintor, considerado el principal iconógrafo ruso. Más de 15.000 piezas integran los fondos de este organismo y son especialmente valiosos debido a que "gran parte de la herencia creativa de Rusia se ha perdido", según ha reconocido el director del museo, Guennadiy Popov.

El responsable del Rublev ha presentado en rueda de prensa la selección junto al vicepresidente de la Fundación Bancaja, José Vicente Torres, y la comisaria y conservadora jefe del centro moscovita, Oksana Smirnova.

La especialista ha recalcado que, además de exhibirse por primera vez en España, la exposición incluye alguna obra que nunca había salido de territorio ruso, como la representación del 'Nicolás milagroso'.

De igual modo, ha detallado que la imagen principal del recorrido es el icono de San Jorge, datado en el siglo XV, que plasma diferentes etapas de su vida. Destaca también la representada por Mandylion, del siglo XVII, a quien está dedicada l catedral Spaso-Andronikov, sede del Museo Rublev.

La Virgen y San Nicolás ocupan dos bloques importantes de la muestra, así como las piezas de iconostasios —muros que parten de un lado a otro del ábside y que se decoran con iconos distribuidos en hileras—, procedentes de diversas iglesias y períodos. Entre los trabajos que es posible admirar en Valencia, figuran los de las Puertas Reales y la Puerta del Altar del Buen Ladrón.

Todo este material sirve para narrar los cambios experimentados por la iconografía sagrada, desde la búsqueda de la expresividad por parte de los autores rusos —que no firmaban sus obras porque pensaban que era Dios quien guiaba sus manos— hasta el giro realismo influido por los tiempos de crisis.

Valores espirituales

Sobre la pervivencia del arte religioso en el país a pesar del período soviético, Guennadiy Popov ha reconocido que se trata de un "tema difícil" y ha considerado que "la reacción del poder" contra este tipo de creación, con la extracción de las obras de los templos y otros lugares, "se volvió contra el propio poder". Ha expresado además su deseo que "ningún pueblo tenga que atravesar esa terrible marcha contra sus valores espirituales".

El director se ha referido, por otra parte, al expolio sufrido por el patrimonio ruso y ha asegurado al respecto que él mismo ha participado en expediciones en pleno invierno, en condiciones "terroríficas", para recuperar obra y, por eso, "tiene aún más valor lo que se conserva", ha hecho notar.

La muestra tiene también una vertiente didáctica con visitas escolares y un taller para mayores que se celebrará hasta el 18 de enero.

Consulta aquí más noticias de Valencia.