Viviendas de nueva construcción
Viviendas de nueva construcción.

El excedente de viviendas construidas sin vender ascenderá a finales de 2010 a 1,5 millones de inmuebles, y tardará al menos seis años en absorberse, ya que la demanda actual oscila entre las 240.000 y las 280.000 casas. Según un estudio de la consultora inmobiliaria Acuña & Asociados, más de la mitad de las empresas de la construcción desaparecerá a causa de la crisis de la edificación residencial.

El sector está estancado

La consultora explicó que de 58.734 promotoras analizadas en su estudio unas 23.571 se encontrarían en quiebra, ya que adeudarían un total de 136.127 millones de euros a las entidades financieras y otros 49.167 millones a las constructoras.

La construcción nunca volverá a ser el motor de la economía española

El Informe Anual de la Situación del Mercado Inmobiliario Español de esta consultora considera que la actividad en la construcción y en el sector inmobiliario está "estancada" a corto plazo. No obstante, cerca de la mitad del sector, a juicio de sus autores, sobrevivirá a la crisis, pero el mercado inmobiliario está maduro y esta actividad nunca volverá a ser el motor de la economía española.

La consultora aseguró que estos datos no significan que hasta 2015 no vaya a haber "ningún tipo de reactivación" de la promoción inmobiliaria, sino que a partir de 2013 comenzará a absorberse el stock y a estimularse la promoción de nuevas viviendas en determinadas zonas de España.

Menos población joven

Asimismo, el informe señala que la disminución de la población joven (de entre 25 y 35 años) prevista para los próximos diez años, que se cifra en torno a los 2,3 millones de personas, hará también que se reduzca la creación de nuevos hogares, y, por lo tanto, la demanda de viviendas.

El estudio considera que la capacidad de producción de la construcción se encuentra cinco veces por encima de su actividad real, y que el número de desempleados en el sector se incrementará al menos en 500.000 personas más durante el próximo 2011.