Lotería Navidad
Niños de San Ildefonso, ensayando días antes de un sorteo de Navidad. Jorge París.
Faltan6días

¿Buscas un número? Introdúcelo en el buscador y te decimos en qué administraciones se vende.

Los niños del Colegio de San Ildefonso afrontan la última parte de las pruebas de selección para 'cantar' los números premiados el día del Sorteo Extraordinario de Navidad, el próximo 22 de diciembre. A partir del próximo lunes, comienza entre estos jóvenes la búsqueda de su pareja ideal de voz, toda vez que ya están seleccionados los que participarán en la fecha marcada por la suerte.

Según ha explicado el director del Colegio de San Ildefonso, Esperato Fernández, el proceso de elección de los niños está "prácticamente cerrado", apenas a un mes de la celebración del sorteo. En este sentido, ha resaltado que las voces "ya están seleccionadas" y sólo falta encajar los timbres de los niños. "A veces dos buenas voces no funcionan juntas", ha explicado.

Tiene que demostrar que valen para cantar

Los ensayos dieron comienzo a finales del pasado mes de octubre y desde entonces los niños han realizado dos sesiones —una de ellas, para la prensa— de lunes a jueves. La duración de estos ensayos para cada niño suele coincidir con la duración de una tabla, aproximadamente 20 minutos.

Los nervios todavía no han hecho acto de presencia en el colegio y es probable que los niños no empiecen a mostrarse "inquietos" hasta después del próximo puente de diciembre, según ha señalado Fernández. El director ha aclarado que no será hasta los últimos días cuando se conozca la cifra final de niños cantores de los números.

Habitualmente, el número de niños participantes en el sorteo es de 36 y este será el objetivo del colegio para este año, puesto que de esta manera cubren las nueve tablas con cuatro chicos en cada una. No obstante, Fernández ha resaltado que la cifra final dependerá del "comportamiento" de los niños.

"No hay que olvidar que esto es una institución educativa y alguno de los elegidos en un principio se puede caer, por ejemplo, por no tener un comportamiento adecuado. Para ir al sorteo tienen que demostrar que valen", ha afirmado.

Asimismo, la edad también será un factor importante a la hora de elegir a los participantes, puesto que algunos chicos de ocho o diez años a veces "no tienen la experiencia suficiente". En cualquier caso, el número final oscilará entre los 32 y los 36 niños, según ha confirmado Fernández.

El director del centro ha señalado que este año no habrá novedad en la vestimenta de los jóvenes, por lo que acudirán con su uniforme de tonos grises y azules como el año pasado. En concreto, en el anterior sorteo llevaron chaqueta azul marino con camisa 'tipo Oxford' de color azul pálido y corbata. Las niñas, por su parte, llevaron falda de cuadros en tonos grises y del mismo color serán los pantalones que lleven los niños. Todos acudieron también con castellanos negros. EL 'NIÑO'

Diego López, pionero en el canto

Los niños que participarán en el sorteo de la lotería de Navidad proceden de la residencia de San Ildefonso, situada en pleno Barrio de los Austrias, lo que no significa que vayan todos al colegio público que lleva el mismo nombre.

El 22 de diciembre es uno de los grandes días para estos pupilos, que tienen como referente a Diego López, que pasó a la historia desde que el 9 de marzo de 1771 se convirtiera en el primer niño del

Colegio San Ildefonso que sacó y cantó un número premiado de la lotería española.

Hoy en día, 237 años después, los niños de este centro educativo siguen siendo los encargados de repartir la suerte, no sólo en los sorteos extraordinarios de Navidad, sino en todos los sorteos de Lotería Nacional que se celebran cada jueves y sábado. ¿

¿Por qué cantan lotería?

El Colegio San Ildefonso (orfanato hasta que llegó la Democracia) es uno de los más antiguos de la capital. Ubicado al principio en el número 3 de la Carrera de San Francisco, fue también conocido como Colegio de Niños de la Doctrina y popularmente llamado de los Doctrinos.

Aunque no se sabe la fecha exacta de su fundación, gran parte de los historiadores lo han datado en el último tercio del siglo XV, coincidiendo con el reinado de los Reyes Católicos. También se desconoce a ciencia cierta por qué son sus alumnos los que cantan la lotería.

Una de las posibilidades que barajadas por los responsables del centro es que los niños, conocidos como "doctrinos", cantaban por las plazas la doctrina cristiana. Cuando tuvo lugar el primer sorteo, los responsables de la lotería, al ser un colectivo de los más favorecidos en la ciudad, decidieron que fueran estos niños los que cantaran, recibiendo a cambio una limosna.