El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha asegurado que el primer "presupuesto del cambio" reducirá a diez las consejerías y al 50 por ciento el número de altos cargos, revocará el acuerdo del "fraude" que supuso el cobro de la 'deuda histórica' en solares y derogará el decreto-ley de reordenación del sector público en Andalucía, entre otras medidas.

Arenas ha comenzado su intervención en el debate de totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta para 2011, lamentando que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, con un "récord histórico de paro" en la comunidad, no haya defendido estos presupuestos en la Cámara, algo que hizo la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo.

El presidente del PP-A ha avanzado unos presupuestos reformistas y del cambio mediante quince propuestas, que también recogen un gran pacto de austeridad entre todas las administraciones, hacer de la educación la inversión más productiva, menos impuestos, más inversión pública, blindar el presupuesto de las políticas sociales, o incluir a Europa como la prioridad de la agenda del cambio.

Arenas ha querido dejar claro al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que "su fracaso no va a arrastrar a la sociedad andaluza porque no se existen maldiciones históricas y la concepción patrimonialista de Andalucía se ha terminado", añadiendo que el PSOE "lleva muchos años sin dialogar y abusando del poder".

Según ha detallado durante su intervención, si el PP-A gobierna en Andalucía modificará el actual sistema de financiación "que nos sitúa entre los últimos en financiación per cápita" y promoverá un pacto de austeridad entre las administraciones. "Se acabó la fiesta, lo que conllevará menos coches oficiales, móviles, indemnizaciones por vivienda, alquileres, publicaciones, catering y propaganda", ha añadido.

Asimismo, ha avanzado que se aprobará una ley de subvenciones para acabar con "el ocultismo y la falta de transparencia, así como con las subvenciones políticas, ideológicas o de parentesco". Otra de las propuestas realizadas por Arenas es la referente a la reducción de los presupuestos de los partidos, las organizaciones sindicales, las empresariales y al resto de instituciones representativas.

Aplicará una reducción de impuestos

Arenas también ha abogado por una reducción de impuestos, por un programa económico que favorezca los procesos de concentración empresarial, por una buena gestión de lo público, por la puesta en marcha de una Oficina de Control Presupuestario, por un plan de auditorias de los servicios públicos con el fin de evaluar la relación coste-eficacia y por un presupuesto extraordinario para la emergencia social.

El presidente del PP-A, que mantuvo un rifirrafe con la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, a la que criticó por no pedir silencio a los diputados socialistas, y se dirigió en todo momento al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, se ha mostrado convencido de que el Presupuesto de la Junta para 2011 no está al servicio de la creación de empleo sino de la "estructura de poder" de la Junta de Andalucía.

En esta línea, ha asegurado que las cuentas públicas para 2011 no han sabido captar el mensaje de la crisis, ya que los gastos corrientes acaparan el 78,4 por ciento, cuatro puntos más que en 2010, y las inversiones reales sólo el 4,5 por ciento, dos puntos menos, por lo que ha considerado que los presupuestos no merecen otra cosa que su devolución. "Son un cúmulo de surrealismo contable para aparentar mayores ingresos y que conllevará menos consumo y empleo, al contemplar como gran novedad más impuestos y un decaimiento espectacular de la inversión", ha añadido.

Arenas ha afirmado que se trata un presupuesto que ciñe la austeridad al recorte salarial de los funcionarios y al "tijeretazo" a la inversión. Al mismo tiempo, ha dicho que no responsabiliza al presidente de la Junta del origen de la crisis económica pero sí de no haberla querido ver, "pese a las señales de alarma, de haberla negado, pese a las evidencias y de proclamar, desde hace año y medio, que ya se ha terminado".

"Le responsabilizo a usted como gestor directo de los últimos siete presupuestos de Andalucía y copartícipe de 30 años de gobiernos socialistas que tiene como balance 1.129.500 parados", ha afirmado Arenas, quien ha criticado que en 30 años los socialistas no han conseguido preparar a Andalucía para "las duras y las maduras".

Los mejores años de andalucía,

Cuando gobernó el pp

En su opinión, los mejores años de Andalucía coincidieron con "la generosidad de Europa, con una financiación autonómica solidaria, no como la de ahora y, aunque les moleste, con la gestión del Gobierno del PP en la que se crearon en nuestra tierra 900.000 empleos".

De igual modo, Arenas ha indicado que el Partido Popular cree en el Estado de las autonomías, al que ha definido como "uno de los grandes éxitos de la transición política", destacando que lo que diferencia a los populares con los socialistas es que para los primeros "la autonomía es un medio para lograr un fin que es el bienestar de los andaluces mientras que para los segundos es un fin en sí mismo, cuya meta es la perpetuación de una estructura de poder".

"El PP no es un partido nuevo, gobernó España durante ocho años con una hoja de ruta transparente. Al llegar no quitamos las pensiones, como ustedes dijeron durante 10 años sino que las garantizamos por ley. No hundimos, como otros, la Seguridad Social y la Sanidad pública sino que la rescatamos de la quiebra a las que ustedes la llevaron. Hicimos la mejor política social: la de crear empleo. Son ustedes los que han cogido la piqueta para destruir el Estado del Bienestar", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.