Unas 300 personas se han manifestado en Lugo en protesta por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha presentado la empresa de capital público Seaga y que afecta a personal que se dedicaba a la identificación de ganado en la comunidad.

En su mayoría veterinarios, han acudido convocados por la Federación Rural Galega (Fruga) y han cortado durante 10 minutos la Ronda de la Muralla de Lugo, tras partir desde la casa sindical y para terminar frente a la sede de la Xunta en la ciudad.

En el acto, también han participado los principales sindicatos, UGT, CC.OO. y CIG, con sus responsables provinciales a la cabeza y el vicepresidente de la Diputación de Lugo y responsable comarcal de los nacionalistas, Antón Bao, quien ha constatado "el apoyo del BNG a estos trabajadores".

Según ha resaltado Bao, "es un error la decisión de la consellería de Medio Rural de suprimir el servicio de veterinarios identificadores que es esencial para los ganaderos gallegos para contar con un servicio directo, con profesionales que acudan a las explotaciones a cubrir las necesidades que indica la legislación sobre el mantenimiento de la carne".

Durante la marcha, las consignas han ido dirigidas contra el Gobierno gallego, con el fin de que retire este expediente de extinción de contratos, que afecta a 55 trabajadores de Seaga.

Contra las empresas privadas

El presidente de Fruga, Xurxo Álvarez, ha argumentado que "para hacer un control de la calidad de la carne y de los animales, tiene que ser una empresa pública la que se encargue de ello".

"Las empresas privadas tienen otros intereses económicos y puede dar lugar a errores que puede llevar a un desprestigio de nuestra carne en un tiempo muy corto", ha advertido.

Reunión con el conselleiro

Los manifestantes han registrado en la delegación de la Xunta un escrito en el que piden una entrevista con el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, para tratar sobre esta "problemática".

La presidenta del comité de veterinarios de Seaga, María Jesús García, ha incidido en que éste es "un colectivo que lleva trabajando desde el 98 y lo que está claro que la vuelta al mercado laboral va a ser prácticamente imposible".

Además, ha asegurado que este ERE obedece a las "represalias" de la Xunta por las denuncias sobre la función pública a la que sirven desde hace doce años.

Consulta aquí más noticias de Lugo.