Los sindicatos UGT-A y CCOO-A han instado este miércoles a "agilizar" la aplicación de los cambios pactados sobre la reordenación del sector público de la Junta de Andalucía y han criticado el "conservadurismo y corporativismo de pseudosindicatos" frente a un acuerdo que "garantiza el derecho de los trabajadores y blinda los servicios públicos andaluces".

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, y vicesecretario general de Relaciones Laborales y Política Institucional de UGT-A, Dionisio Valverde, realizaron estas afirmaciones tras reunirse con la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, quien les ha presentado el proyecto de presupuestos de la Junta de Andalucía para 2011.

En este sentido, Carbonero aseguró que continuará exigiendo que "se haga realidad y se trasponga inmediatamente negro sobre blanco el acuerdo firmado días pasados en la modificación de la legislación y en la rectificación del decreto". Tras esto, "debe realizarse de forma inmediata la convocatoria de la mesa general de función publica donde se apruebe y se le dé vía libre para que se pueda hacer realidad el acuerdo firmado y su desarrollo", añade.

Así, anuncia que CCOO-A ha convocado este jueves una asamblea en Sevilla en la que se analizará este asunto, a la que prevé que asistan 800 representantes sindicales del sector publico andaluz, y ha mostrado su "convencimiento" en que "la rectificación del decreto significa una garantía de los derechos de los trabajadores del sector publico y un blindaje hacia futuro del sector".

Sin embargo, advierte que "desde posiciones conservadoras y de derechas" se pretende impedir que haya "blindaje" del sector publico, "para que seguramente puedan hacer como están haciendo en otros sitios". "Se le achaca a Andalucía que hay mucho empleado publico, porque es la región que tiene más sanidad publica y más educación publica y más empresas para prestar los servicios, mientras que otras comunidades con otros gobiernos se externalizan esos servicios", sentencia Carbonero, que seguirá defendiendo los servicios públicos "como sistemas de igualdad, al margen de intereses corporativos".

El dirigente sindical aclara que los derechos de los trabajadores públicos no se pierden con el decreto, "sino porque la tasa de reposición se ha limitado al diez por ciento, se han bajado los salarios y se ha dado marcha atrás en las capacidades de la negociación colectiva". "Es lamentable que haya esta división en los trabajadores", señala Carbonero.

"presión por el tiempo"

En la misma línea, Valverde apuesta porque "de forma inmediata debe verse escrito negro sobre blanco en la modificación del decreto ley". "Debe hacerse lo más rápido posible porque estamos presionados por el tiempo, añade el sindicalista, quien explica que los estatutos de las nuevas agencias deben estar preparados el 1 de enero de 2011 y en ellos se han de reflejar las reformas incluidas en el decreto ley.

"Hay que agilizar la mesa general de negociación e ir poniendo todos los ladrillos importantes desarrollar el acuerdo que hemos alcanzado y que potencia el sector publico andaluz sin que se pierda ningún derecho ni de laborales ni de funcionarios", matiza.

En este contexto, Valverde ha insistido que "no vamos a consentir que ningún pseudosindicato corporativista nos achanten y responderemos con toda la energía que tenemos como organización". "Ya está bien de que algunos grupos interesados quieran imponer determinados criterios en el funcionamiento de la Administración, y UGT responderá con toda su dureza", resalta el sindicalista, que recuerda que "ya se venían haciendo reestructuraciones de carácter parcial con la creación de agencias y no pasó nada".

Por último, Valverde no entiende porqué "determinados colectivos quieren imponer el gobierno de los funcionarios". "El Gobierno tiene potestad administrativa y los sindicatos estamos para defender a los trabajadores, pero no estamos en que se haga un gobierno de funcionarios. Quien quiera gobernar que se presente a las elecciones", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.