La Dirección de Asistencia Mecánica y en Viaje del Real Automóvil Club de España (RACC) prevé que más de 137.700 vehículos necesitarán asistencia mecánica en la Comunidad Autónoma de Murcia durante los meses de este invierno y, en ese mismo periodo, 37.740 requerirán una asistencia en carretera, lo que representa una media de 312 vehículos al día.

Se trata de las previsiones recogidas en el estudio RACC que ha estudiado las características de la asistencia en carretera durante el invierno en la Región de Murcia y la incidencia de la climatología adversa como el frío, la humedad y las bajas temperaturas en las averías, según informaron en rueda de prensa el responsable de RACC en Murcia, José Enrique Pérez, y el director de Asistencia Mecánica y en viaje del RACC, Daniel Cornudella.

Y es que las condiciones climatológicas del invierno "afloran problemas mecánicos que en verano no se manifiestan", según Cornudella, quien precisó que el frío, la humedad y las bajas temperaturas "afectan especialmente al sistema eléctrico, y la batería es la principal fuente de problemas, y está presente en un 25 por ciento de las averías".

A pesar de que en la Región de Murcia no hace tanto frío como en otras comunidades, la primera causa de averías es el sistema eléctrico general del vehículo, en un 39,5 por ciento de los casos, porque sufre con las malas condiciones climáticas. De ese porcentaje, el 25 por ciento se deben a problemas con la batería y, de estas, el 38 por ciento se producen por distracciones del conductor como dejarse encendidas las luces o la radio con el coche apagado.

En segundo lugar, con el 23 por ciento de las incidencias, se encuentran las averías relacionadas con los componentes mecánicos del motor, como incidentes con la cadena de distribución o bomba de aceite, entre otras cosas, y el tercer lugar lo ocupan las ruedas y los sistemas de dirección, suspensión y frenos, con el 9,6 por ciento del total de los problemas.

Cornudella explicó que en los últimos dos años "se aprecian bastantes averías relacionadas con el motor, cada vez más, lo que achaca a que "se están demorando cada vez más los mantenimientos preventivos, presumiblemente, por las dificultades económicas, y porque el parque de vehículos es cada vez más viejo y no se renueva".

El 70,33 por ciento de las asistencias en la Comunidad de Murcia se prestan a los turismos, seguidos de los monovolúmenes que representan el 7,7 por ciento del total, y de los todo terrenos que les siguen con el 5,8 por ciento. Precisamente, Cornudella comparó estos datos con los de otras comunidades, y destacó que, en Murcia, el porcentaje de vehículos industriales y furgonetas tiene más importancia.

El mes de diciembre es cuando se realizan más servicios de asistencia en todo el invierno, con 11.022 asistencias, mientras que el lunes es el día de la semana que se solicitan más asistencias con el 20,2 por ciento del total de la semana. La mayoría, hasta un 30 por ciento, se concentran entre las 8.00 y las 11.00 horas y, posteriormente, repunta entre las 16.30 y las 18.30 horas.

Datos de 2009

En la Región de Murcia, que cuenta con un parque de 764.506 vehículos, se produjeron un total de 119.811 asistencias en 2009 según la estimación de los servicios prestados por las principales compañías del país, lo que supone que 328 conductores necesitan un servicio de asistencia de media cada día y que 13 vehículos son atendidos en la carretera cada hora en el conjunto de la Comunidad.

El objetivo de una asistencia en carretera, según Cornudella, es cubrir las contingencias derivadas de una avería mecánica o de un accidente que no permite continuar con el viaje, como sacar el vehículo de la carretera y prestar la ayuda necesaria para que el conductor pueda seguir su trayecto.

De las 119.811 asistencias mecánicas, un 63,04 por ciento requirieron de un servicio de remolque en grúa y un 36,96 por ciento se repararon en la carretera, una proporción muy similar a la media de España que se sitúa en el 65 por ciento para el servicio con remolque y un 35 por ciento 'in situ'.

No obstante, Cornudella precisó que, en países como Alemania, Inglaterra, Holanda o Austria, esta proporción es inversa, y un 65 por ciento de los vehículos son reparados 'in situ', lo que atribuyó a que sus servicios de asistencia en carretera están mejor preparados y equipados con coches taller y mecánicos, por ejemplo, que permiten resolver la incidencia y que el conductor continúe su viaje.

Además, 8.830 personas necesitaron asistencia en viaje para poder continuar con su desplazamiento en la Región de Murcia.

Para realizar este estudio, el RACC analizó como muestra las averías en vías urbanas y en carretera, así como 1,3 millones de servicios de asistencia mecánica realizados en 2009, de la que quedan excluídos los vehículos industriales. Además, empleó como fuentes las 1,9 millones de llamadas atendidas por la Central de Alarmas del RACC, así como los 159.100 informes de reparación del RACC. RECOMENDACIONES

Para solventar estas incidencias, el RACC recomienda "contratar la asistencia con una empresa que cubra también la asistencia a la persona, independientemente del vehículo con el que circule". Así, considera mejor "contratar una asistencia que disponga de flota equipada para resolver la avería en el mismo lugar del incidente y así poder proseguir el viaje.

Además, aconseja "informarse si el ámbito territorial de la cobertura es desde el kilómetro 0 y qué países incluye, así como confirmar si existen limitaciones económicas o de kilometraje para remolcar el vehículo hasta el taller elegido, y verificar el tipo de vehículos que quedan cubiertos, turismos, motocicletas, ciclomotores, remolques, caravanas, entre otras".

De la misma forma, aconseja revisar si se cubren incidentes como pinchazos, problemas con la batería, reposición de combustible o la extracción del vehículo en el caso de encontrarse fuera de la carretera y, al tratarse de un servicio de urgencia, estima importante informarse si la empresa contratada ofrece asistencia 24 horas.

Antes de emprender un viaje, el RACC recomienda "realizar una revisión al año, especialmente antes de iniciar un viaje de largo recorrido, así como comprobar que se llevan en el vehículo todos los elementos de seguridad obligatorios en caso de avería como el chaleco reflectante, los triángulos de señalización, la caja de herramientas y luces de recambio.

Para preparar un viaje en invierno, el RACC recomienda que, antes de iniciar el viaje, es necesario informarse del estado de las carreteras y de la predición meteorológica. En caso que las condiciones meteorológicas sean muy desfavorables, hay que evitar coger el vehículo en la medida que sea posible.

El buen estado de los neumáticos "es esencial para conducir con seguridad en cualquier situación y, a pesar de que el mínimo legal de la profundidad del dibujo tiene que ser de 1,6 milímetros, para mejor seguridad y adherencia, lo más recomendable es que la profundidad del dibujo sea de cómo mínimo 3 milímetros".

Asimsimo, el RACC insta a comprobar periódicamente la presión, que ha de ser la recomendada por el fabricante, y considera importante "garantizar que el sistema de iluminación, los cristales y los limpiaparabrisas estén en perfectas condiciones para tener una buena visibilidad".

"Se tiene que revisar el sistema de frenos, el sistema de refrigeración y el nivel de líquidos anticongelantes, mientras que el depósito tiene que estar lleno para garantizar que se pueda utilizar la calefacción en el caso de que el vehículo quede inmovilizado", apunta el Club.

Consulta aquí más noticias de Murcia.