El portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Fernando Rubio, ha afirmado que el equipo de gobierno de la institución mallorquina sólo ejecutó un 0,22 por ciento de los 52 millones de euros de los que disponía en el capítulo de inversiones para carreteras de 2009.

En una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el conseller del PP, Pedro Álvarez, Rubio ha puesto este caso como ejemplo de la "mala gestión" del equipo de gobierno del Consell, al que ha pedido "responsabilidad y seriedad" para ser "buenos gestores".

Álvarez ha dicho que "en la situación socio económica actual, de falta de liquidez y falta de inversiones, dejar de invertir 51 millones de euros en un ejercicio es muchísimo dinero".

Además, el portavoz ha puesto otro ejemplo de esta "mala gestión" al señalar que en el pleno extraordinario que celebrará el Consell este jueves se votará un punto que prevé una modificación de crédito de una partida de casi de 450.000 euros que se destinará al pago de facturas de electricidad y otros conceptos y cuyo importe se pretende sacar del capítulo de inversiones.

Los 'populares' se han mostrado muy preocupados ante la "improvisación" con la que, dicen, actúa el Consell. En su opinión, es preocupante que el equipo de gobierno utilice el capítulo de inversiones, que sirve "para hacer las carreteras" y "para crear empleo", para pagar gastos fijos como la electricidad.

Álvarez ha puntualizado que los gastos fijos son previsibles y que, por tanto, el Consell sabe lo que gasta aproximadamente en este capítulo y, por ello, debe tenerlos en cuenta a la hora de elaborar los presupuestos.

Además, ha apostillado que "lo grave no es que se hayan planificado mal los presupuestos a la hora de contemplarlos (los gastos fijos), sino se coge de inversión".

Álvarez ha añadido que, además, en el primer trimestre de 2010 se incrementaron los presupuestos en al menos tres millones de euros con el remanente que había sobrado del ejercicio 2008. Este dinero se volvió a distribuir entre las partidas de 2010.

Así, ha concluido que, además de que se presupuestó "mal", el reparto del remanente tampoco se hizo bien, puesto que no se gastó y ahora tienen que volver a redistribuirlo antes de acabar el ejercicio, ha explicado.

Por tanto, ha aseverado que ha habido una "triple mala gestión", porque ha habido "mala elaboración" de los presupuestos, "mala aplicación de los remanentes" y "la mala asignación de los gastos".

Nueve millones para los ayuntamientos

Por otra parte, Rubio ha informado de que en el pleno de este jueves se votará una propuesta del PP en la que se plantea destinar nueve millones de euros para ser distribuidos en concepto de ayudas entre los consistorios de la isla.

Ésta es una de las condiciones que el Grupo Popular del Consell puso como condición al equipo de gobierno para llegar a acuerdos de cara a la aprobación de los presupuestos 2011.

No obstante, Rubio ha recalcado que la presidenta del Consell, Francina Armengol, todavía no cuenta con su respaldo para la aprobación de las cuentas públicas por lo que se ha mostrado sorprendido de que la titular de la institución esté "confiada y relajada" al pensar que ya tiene el apoyo de los 'populares', algo que "no es así", ha apostillado.

En esta línea, ha exigido al equipo de gobierno que les presente el proyecto de presupuestos del próximo ejercicio para que puedan estudiarlo y hacer sus aportaciones. Rubio ha subrayado que su formación está dispuesta a "pactar y negociar en serio".