La Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria vulneró los derechos sindicales de los trabajadores de la empresa concesionaria del servicio de limpieza del Hospital Universitario 'Marqués de Valdecilla' al fijar los servicios mínimos de la huelga de los pasados meses de junio y julio.

En concreto, los trabajadores y el sindicato Comisiones Obreras convocaron la huelga en protesta porque la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de Valdecilla y la Residencia Cantabria, UNI2, no hacía fijos a empleados a los que, según el acuerdo firmado con la empresa, les correspondería serlo, así como la existencia de vacantes sin cubrir.

La huelga se celebró los días 26 y 27 de junio, y los días 3,4,10,11,17,18,24,25 y 28 de julio, y consistió en paros diarios de dos horas y media en cada turno de trabajo.

El 24 de junio, Sanidad fijó unos servicios mínimos en los que se reducía en un 60% para los días laborables, y en un 20% para los sábados, de forma que, si se hubiera convocado para los fines de semana, hubiera supuesto un 100% de la plantilla los domingos y los sábados, en un 80%, que se consideraban "desproporcionadas".

En la sentencia, la Sala de lo Contencioso-Administrativo incide en que no se dice "nada" sobre las razones por las que se fijó ese porcentaje, algo que considera "imprescindible" al afectar a la totalidad de la plantilla en el caso de los domingos

La juez Clara Penín respalda la tesis del Ministerio Fiscal, que razona que "una huelga en las que la práctica totalidad de los trabajadores se ven obligados a trabajar no puede ser tenida por tal, ya que no se produce la presión que está en la esencia de la huelga".

Y rechaza que la motivación se haga después de la propia convocatoria, en alusión a un informe del gerente de Valdecilla realizado posteriormente, en respuesta a la demanda planteada por los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.