El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, cree que la reforma de las políticas activas de empleo acordada ayer por el Gobierno central es "positiva" pero aseguró que no comprende el retraso en que se ha sumido en un momento en que existen 4,5 millones de parados en toda España.

"Es positivo pero llega muy tarde y me parece un escándalo darlo publicidad cuando tendríamos que haber recibido una llamada del ministro ayer en vez de salir a los medios para decir que iban a cambiarlo, parece un espectáculo mediático, no se qué pensarán los parados", expresó.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Villanueva, quien participó en un foro económico organizado por el periódico 'El Norte de Castilla' en Valladolid, criticó que tanto el secretario general del PSCL, Óscar López, como el presidente de Castilla la Mancha, José María Barreda, presumieran ayer de que "van a liderar la agenda social" y que la portavoz del Grupo Parlamentario en las Cortes castellanoleonesas, Ana Redondo, se quejara de que en la Comunidad hay 186.000 parados.

"Ayer parecía como el descubrimiento de América", ironizó Villanueva, al tiempo que recordó que en las conferencias sectoriales Castilla y León, junto con otras comunidades —algunas lideradas por el PSOE,—, manifestaron al Ministerio de Trabajo que se adaptaran las políticas de empelo a la realidad económica de España.

"Estas políticas, las que hoy dijeron que iban a constituir la agenda social, se diseñaron en época de crecimiento económico, hace más de una década", afirmó el consejero, quien considera que entonces las transferencias finalistas a la Comunidad no tenían sentido porque ni empresarios ni ciudadanos hacían demandas en este sentido.

"Luego recriminaban que no ejecutábamos los presupuestos; devolvíamos los créditos porque no se demandaban", apostilló.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.