Villaverde se renueva

El alcalde presentó ayer un nuevo plan especial para convertir al distrito, uno de los más castigados de la ciudad, en «motor de la modernidad».
Una mujer caminaba ayer delante de una pintada en el barrio de Orcasitas.
Una mujer caminaba ayer delante de una pintada en el barrio de Orcasitas.
Jorge Paris

Plan es una palabra que los vecinos de Villaverde han escuchado de boca de los políticos varias veces. Este distrito, uno de los más castigados de la ciudad y donde la intensidad del paro es un 25% más alta que en el conjunto de Madrid, ha sido objeto de varios programas especiales desde distintas administraciones.

El turno ahora es para el Plan Especial de Inversiones en Villaverde 2006-2011, un programa dotado, en principio, con un millón de euros para estudiar 40 iniciativas que se pondrán en marcha el próximo año.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, firmó ayer con la Federación Regional de Vecinos el acuerdo que pretende convertir al distrito en el «motor de la modernidad de la ciudad». Entre otras cosas, se incluirán los flecos que dejó el Plan 18.000, unas medidas que impulsó el mismo Gallardón en su etapa como presidente regional. Se prevé la construcción de escuelas infantiles, centros de mayores, instalaciones deportivas y el desmontaje del poblado marginal de Plata y Castañar, entre otros.

Paro y fracaso escolar

Carabanchel, Usera, Villaverde, Puente de Vallecas, Vallecas y Vicálvaro han sido, históricamente, los distritos más castigados de Madrid. Allí se ceban el paro, la falta de equipamientos y las deficiencias en materia educativa y sanitaria.

Un ejemplo: en el cinturón del sureste sólo existen, según datos del PSOE, siete escuelas públicas infantiles para 52.000 pequeños de 0 a 3 años. Las tasas de fracaso escolar son las más elevadas de la capital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento