El constructor aeronáutico Airbus ha solicitado a todos los operadores de su avión A380 con motores Rolls Royce que realicen inspecciones para asegurar la continuidad de la seguridad de las operaciones de la flota, según informó en un comunicado.

Esta decisión se ha tomado "en virtud de la primordial importancia de la seguridad de la aviación para Airbus y tras el fallo del motor del vuelo AF32 de Qantas del pasado 4 de noviembre".

El documento enviado a las aerolíneas incluye los requerimientos de la revisión previamente acordados con el fabricante del motor, Rolls Royce. Los operadores de A380 que utilizan motores Engine Alliance no tienen porqué estar preocupados por este asunto, aclaró el constructor aeronáutico, que ha enviado a Singapur, donde se encuentra el aparato siniestrado, a un equipo de especialistas.

En línea con el anexo número 13 de la convención internacional de la Organización Internacional de Aviación Civil (OIACI), Airbus proporcionará asistencia técnica completa a la Bureau d'Enquêtes et d'Analyses (BEA), oficina francesa encargada de la investigación, así como a las autoridades australianas responsables de la investigación, en este caso Australian Transport Safety Bureau (ATSB).

La decisión de Airbus se produce después de que ayer, el A380 de Qantas que viajaba de Singapur a Sidney tuviera que realizar un aterrizaje de emergencia por problemas graves en uno de los cuatro motores del avión.

Qantas mantiene suspendidas sus operaciones a bordo de 'superjumbos' por el momento hasta que se esclarezca el suceso. Otros operadores de la aeronave, como Lufthansa y Singapore Airlines, suspendieron ayer los vuelos a bordo del A380 aunque los han reanudado hoy tras realizar una revisión.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.