Mirada infantil sobre la paz

Miles de escolares sevillanos celebraron ayer el Día de la Paz y la No Violencia Escolar. La Junta hará un decreto y dos órdenes para fomentarla.
Alumnos de los colegios del barrio de Polígono Norte pintando un graffiti con la palabra paz en el muro de la avenida de la Barzola.
Alumnos de los colegios del barrio de Polígono Norte pintando un graffiti con la palabra paz en el muro de la avenida de la Barzola.
Aníbal González
Peace, paix, frieden, pace, heiwa, hé píng, salam... En inglés, francés, alemán, italiano, japonés, chino, árabe y hasta en caló. Los escolares de Polígono Norte escribieron ayer, bien grande, la palabra paz en todos estos idiomas. La grabaron con graffiti en el muro de la avenida de la Barzola.  

A la misma hora, miles de niños de los coles de Santa Clara emprendían una marcha por este otro barrio; durante el recreo, en los institutos Giralda, Llanes y Ramón Carande, Movimiento Contra la Intolerancia hacía una performance para derribar los muros de la intolerancia. En Los Pajaritos, los escolares dibujaron su visión de la convivencia escolar, obras que mostraron en el mercado (ver fotografías).

Son sólo algunos de los gestos que se vivieron ayer en los colegios e institutos de Sevilla. Era el Día de la Paz y la No Violencia Escolar.

Ante el incremento del acoso en las aulas, la Junta ha anunciado que desarrollará un decreto y dos órdenes para fomentar la cultura de paz y la convivencia en los centros educativos.

Medidas: Los centros tendrán que elaborar un plan de convivencia anual, con protocolos de actuación para intervenir en cualquier conflicto, con aulas de convivencia para tratar los problemas. Se regulará la vigilancia en los recreos.

Órdenes: Una estará dedicada a mejorar la orientación y otra, a mejorar las tutorías. Se crearán redes de mediación con presencia del profesorado, el alumnado, los padres, los orientadores y los educadores sociales. También se trabajarán valores como el respeto entre iguales y al profesorado.

Un sol y una paloma en San Juan

Tiene sólo tres años, pero Samuel Camero, vecino de San Juan, ya sabe muy bien que es la paz: una paloma y el sol. Los ha pintado en un dibujo, que se ha hecho famoso. Se ha convertido en una pegatina repartida en todos los coles de la localidad aljarafeña. Su dibujo ha ganado el concurso Pegatinas por la paz, organizado por el Ayuntamiento de esta población.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento