El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha presidido esta tarde la apertura oficial del curso académico 2010-2011 de la Fundación Comillas y ha asegurado que el proyecto de convertir a la villa cántabra en el "emblema" del idioma español es "una esplendorosa hoguera que irradia ya luz", cuya culminación está "a la vuelta de la esquina".

"Esto es el proyecto del siglo para Cantabria, es algo irreversible", ha enfatizado Revilla, quien se ha declarado "especialmente satisfecho" por lo que representa el acto académico celebrado hoy, el primero que tiene lugar en la sede de la Fundación en la antigua Universidad Pontificia.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que en el año 2013, con el Centro Internacional de Estudios Superiores del Español funcionando "a pleno rendimiento" y con la sede de Colegios Unidos del Mundo ya concluida, habrá en Comillas cerca de 1.000 alumnos permanentes y Cantabria se convertirá en un "foco de cultura referente" en el mundo.

Tras recordar los pasos dados hasta la fecha para hacer posible este proyecto y el "escepticismo generalizado" que despertó en sus inicios en algunos sectores, Miguel Ángel Revilla ha destacado la convicción del Gobierno de Cantabria, la "sensibilidad" del Gobierno de España y el apoyo de los Reyes, cuya visita a Comillas supuso el "espaldarazo definitivo".

Finalmente, ha felicitado a los alumnos del Máster de Enseñanza del Español como Lengua Extranjera por ser los primeros en estrenar las instalaciones del Seminario Mayor.

El presidente ha estado acompañado en el acto por el consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano; delegado del Gobierno, Agustín Ibáñez; la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda; el director general de la Fundación, Ignacio Gavira; la vicerrectora de Ordenación Académica de la Universidad de Cantabria, Concepción López, y el director académico de la Fundación, Agustín Vera, que ha sido el encargado de pronunciar la conferencia inaugural.

Tanto Ibáñez como Palacio han destacado la importancia del acto de hoy como impulso definitivo a un proyecto que supone un "hito fundamental" para la región.

Por su parte, María Teresa Noceda se ha mostrado "emocionada" por ver a los primeros alumnos en el Seminario Mayor, que se convertirá en el futuro en el "lugar más alto de la enseñanza internacional del español".

Por último, Ignacio Gavira se ha mostrado igualmente satisfecho porque el proyecto, después de cinco años de intenso trabajo, echa a andar definitivamente.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.