La Federación Agroalimentaria de UGT Murcia (FTA-UGT), tras conocer de mano de trabajadores de Halcon Food algunos hechos, denuncia que la empresa de Campos del Río podría haber incurrido en un delito de fraude en cuanto a la gestión del aval de 28 millones de euros proporcionado por el Gobierno regional para sanear sus cuentas con motivo de la compra de la factoría por parte de Mediterra (socios de Cofrusa) en mayo de 2009.

Al parecer, y según han relatado los trabajadores, la empresa ha realizado operaciones de dudoso crédito, como la venta de melocotón a Cofrusa, que tras realizar un proceso de tratamiento aséptico lo vuelve a vender a Halcon por un precio 2 ó 3 veces superior al del mercado, o la compra de naranja a Cofrusa por un precio superior al que costó en árbol, a pesar de no haber recibido ningún tratamiento y de ser de peor calidad (Cofrusa habría actuado como intermediaria).

De igual forma, explica en comunicado de prensa que el acuerdo por el que se concedió el aval establecía que Halcon debía tener un stock permanente de 11 millones de euros. Pues bien, añaden, "ese stock existe pero, según manifiestan los trabajadores, estaría compuesto, en parte, por producto en pésimas condiciones; incluso algunos de los productos no los elabora Halcon".

Entre otras supuestas irregularidades, explica el sindicato en comunicado de prensa, estaría la compra de producto (azúcar, latas, etc) por parte de Halcon que después de desviaba a Cofrusa y que, alegando deudas, no se pagaba, lo que refleja, a juicio del sindicato, "hasta que punto se ha confundido las gestiones de ambas empresas".

Ante esta situación, FTA-UGT Murcia no entiende por qué el Instituto de Fomento (INFO), que debía vigilar la buena gestión del aval, "no ha tomado cartas en el asunto, especialmente cuando los trabajadores de esta empresa han informado a sus responsables, en diversas ocasiones, de lo que estaba ocurriendo".

Aprovechar los recursos,

Pero no de salvar halcon

Los representantes del Comité de Empresa han mostrado su malestar a FTA-UGT Murcia ya que se sienten engañados por Mediterra y creen que los actuales propietarios no han tenido la intención, "en ningún momento", de salvar Halcon Food, "sino más bien de aprovechar todos los recursos que le fuera posible".

Asimismo, también se sienten molestos ya que, al pedirle explicaciones a la empresa de por qué actuaba de esta forma, relegó a los compañeros que trabajaban en puestos de cierta relevancia, y que podrían haber tenido conocimiento de estas prácticas, a los lineales, a los que sustituyó con personal de Cofrusa.

Por todo ello, FTA-UGT Murcia pide al INFO que tome cartas en el asunto y abra una investigación para que se aclare si la empresa ha llevado a cabo una descapitalización de forma premeditada puesto que, de ser así, "habría incurrido en un fraude".

Consulta aquí más noticias de Murcia.