El director de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, Marcos Cienfuegos ha responsabilizado hoy al Gobierno de España y a la UE, además de la ONU y a la Comunidad Internacional, de la "conculcación clara y flagrante de los derechos humanos contra el pueblo saharaui" por parte de las autoridades marroquíes. Así, exigió la ruptura de relaciones de la Unión Europea con Marruecos mientras se prolongue esta situación.

Cienfuegos ha ofrecido una rueda de prensa para denunciar la represión contra los saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Ha estado acompañado de Paz Andrés, presidenta de la Asociación Asturiana de Amigos del Sáhara, Genma Arbesú, secretaria del Observatorio de Derechos Humanos para el Sahara, y Mónica Peña, vicepresidenta de la Coordinadora de ONG de Asturias. La convocatoria tiene lugar dos días después del asesinato a manos de soldados de marroquíes de un adolescente saharaui, El Garhi Nayem, en un lance en el que también se produjeron varios heridos.

Para el representante autonómico, "no sólo en el Gobierno marroquí recae la responsabilidad, sino también, por acción y por omisión, en los que consienten y permiten que esta situación se produzca", en alusión a "la Comunidad Internacional, la ONU, la UE y el Gobierno de España".

Incidió en este último caso porque se trata de "una potencia administradora" del territorio y, por lo tanto, "tiene una responsabilidad mayor". Así pues, exigió que este planteamiento esté "sobre la mesa de la nueva ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez".

Quiso realizar "desde el Gobierno asturiano, desde la Consejería de Bienestar Social y desde la Agencia Asturiana de Cooperación un llamamiento al Ministerio de Asuntos Exteriores, a la UE y a la ONU, para que se ponga fin a esta situación y se atienda a la justa reivindicación del pueblo saharaui, que no es otra que aplicar el referéndum de su libre autodeterminación".

Ruptura de relaciones

Considera que "mientras Marruecos no garantice esta cuestión, España debería liderar en la UE una posición de romper cualquier relación con Marruecos". Por este motivo, pidió al Gobierno de España que traslade a la UE esa posición clara y unánime". Desde su punto de vista, en el conflicto de Sahara, "no hay ningún viso de solución porque no hay un compromiso internacional con esta situación".

Antes de esta reivindicación, Paz Andrés quiso denunciar públicamente la situación del campamento de Agaydam Izik, en las cercanías de la capital saharaui, El Aiún, donde fue asesinado el joven. Está formado por unas 24.000 personas que desde el 9 de octubre han ido instalando allí sus jaimas, como acción de protesta por la situación de "discriminación" en la que vive el pueblo saharaui dentro de su territorio.

Andrés explicó que los soldados marroquíes han cercado el campamento y no dejan entrar ni salir. Así, denunció las violaciones de derechos humanos que están teniendo lugar en la zona, y pidió que se atribuyan a la Minurso, la Misión de Naciones Unidas para el Sahara, competencias para proteger los derechos de la población saharaui.

En términos parecidos se expresó Genma Arbesú, mientras que Mónica Peña manifestó la "solidaridad" y el "apoyo" de los colectivos que integran la coordinadora de ONG.

Consulta aquí más noticias de Asturias.