El deslinde de dominio público hidráulico y el encauzamiento de los ríos que pasan por la Los Puentes, zonas residenciales situadas a las afueras de Jaén, afectará totalmente a una vivienda, que deberá ser demolida, y parcialmente otras doce.

Así lo han explicado este miércoles a los periodistas el delegado del Gobierno andaluz, Felipe López; el director de la Agencia Andaluza del Agua, Juan Paniagua, y la alcaldesa de la capital, Carmen Peñalver, tras la reunión de la Comisión de Seguimiento de Actuaciones en los Puentes en la que se ha trasladado a los vecinos el alcance definitivo del deslinde.

En este sentido, López ha destacado que los trabajos están "tan avanzados" que los próximos días 2 y 9 de noviembre se ha citado a los vecinos afectados para proceder al denominado estaquillado para fijar exactamente el cauce sobre el que se va a actuar con el encauzamiento que se desarrollará a lo largo de unos 40 kilómetros de los ríos el Eliche, Quiebrajano y Jaén, en el que confluyen los dos primeros.

Para ello, los técnicos han planteado como "solución definitiva" su acondicionamiento teniendo en cuenta los datos de los últimos 500 años de avenidas, de modo que se determine el escenario "de mayor previsión de inundabilidad para la absoluta seguridad de los vecinos". De esta forma, sólo una casa deberá ser derribada y otras doce se verán afectadas parcialmente. Junto a ello, cabe la posibilidad de que, una vez definido el proyecto de encauzamiento, se produzca la expropiación de algún terreno pequeño, pero "donde no hay construcción".

"Es un trabajo extraordinariamente detallado, técnicamente impecable y con el menor coste social en cuanto a número de personas afectadas", ha subrayado el delegado para añadir que eso supondrá, no obstante, un "coste presupuestario algo más elevado del previsto". En este sentido, no ha querido adelantar la cantidad que se incluirá en las cuentas autonómicas para la provincia del próximo año, pero ha hecho hincapié que habrá "consignación suficiente" para acometer las obras una vez finalice la tramitación del proyecto, cuya redacción terminará a finales de año o en enero de 2011 para pasar después el trámite medioambiental y la licitación de la obra.

Nuevo convenio

Por ello, López ha insistido en el cumplimiento del compromiso para acabar con un problema que hinca "las raíces en tiempos muy pretéritos", si bien ha dejado claro que han sido los actuales gobiernos en las administraciones central, autonómica y local las que han puesto sobre la mesa la solución. Así, ante las críticas del PP, ha recordado que gobernó muchos años en Jaén y en España, cuando las competencias eran de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y "no han dado palo al agua", por lo que "legitimidad para hablar tienen la que les da las urnas, pero autoridad moral ninguna".

En este línea se ha pronunciado la alcaldesa al señalar que "más allá de vocear o criticar" también hay que trabajar, labor en la que está el Ayuntamiento desde hace poco más de tres años con dos instrumentos fundamentales. El primero es el nuevo PGOU que está aprobado inicialmente, y contempla como suelo urbanizable los entornos de la ciudad, incluidas las vegas de los ríos, de modo que se pueda regularizar la situación de Los Puentes. En segundo lugar, ha aludido a las actuaciones necesarias para evitar con las inundaciones, de las que se ha mostrado satisfecha, ya que ha pasado de hablarse de unas 1.600 viviendas afectadas hace pocos años a sólo trece.

Peñalver ha dicho, además, que ha solicitado un nuevo convenio que sustituya al protocolo de 2006 —en el que también estaba presente el Gobierno central— en tanto las competencias en esta materia han pasado a la Junta de Andalucía. De hecho, el director de la Agencia Andaluza del Agua ha resaltado que "el ámbito de influencia y capacidad de actuación" del Gobierno regional en este problema lo es fundamentalmente con las transferencias de las competencias de la cuenca del Guadalquivir desde el 1 de enero de 2009, momento en que puede tomar cartas en el asunto "en profundidad".

Presa de laminación

En este sentido, Paniagua ha hablado de un trabajo intenso para afirmar que hubiera sido "irresponsable" dar una respuesta en este momento que no atienda la problemática real y que pasa por la "incertidumbre cada dos por tres" cuando hay lluvias. Por ello, ha asegurado que con independencia de que finalmente se construya o no la presa de laminación del río Eliche se da una respuesta de seguridad definitiva.

López ha apuntado al respecto la existencia de una plataforma que "interfiere, en el uso de su libertad y legítimo derecho", en la posible construcción de la presa. "La Junta ante la eventualidad de que al final sus alegaciones, incluso en la Comisión Europea, pudieran demorar la ejecución de esa obra que además técnicamente también puede tener algunas reparos, ha optado por una solución radical y definitiva", ha asegurado para referirse a la medida "más potente" con un encauzamiento más profundo.

En cualquier caso, el delegado ha insistido en que se trata de un "elemento irrelevante" en tanto lo importante es que ahora se cumple con el objetivo y "se resuelve radicalmente todos los riesgos de inundabilidad".

Consulta aquí más noticias de Jaén.