El área de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, dirigida por Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA), asegura que ya goza de un nuevo diseño para la prolongación de la red de carriles bici en el barrio de Santa Aurelia y que tal diseño ha sido ya aceptado por los vecinos del entorno e incluso trasladado a la empresa que ejecuta las obras al objeto de "conciliar" el proyecto con el número actual de plazas de estacionamiento en superficie.

En un comunicado, el área de Infraestructuras para la Sostenibilidad ha reaccionado a las críticas del portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, en cuanto al diseño de la prolongación de la red de carriles bici en la barriada de Santa Aurelia. A tal efecto, el departamento de Rodrigo Torrijos recuerda que el pleno celebrado el viernes 22 de octubre aprobó una moción sobre la conciliación del proyecto con el mantenimiento del número de plazas de aparcamiento, dada la escasez que sufre la zona.

Esta obra corresponde a un conjunto de pequeños proyectos que se están llevando a cabo por toda la red de Sevilla, que, en unos casos consiste en conectar tramos que puedan quedar sueltos, con la corrección de defectos que el uso ha demostrado que se pueden mejorar o con la suavización de curvas para aumentar la seguridad de los usuarios.

En el caso de la obra de la calle Amor, vista la moción aprobada por el Pleno, Rodrigo Torrijos ordenó a los técnicos que buscaran "aplicar el sentido de dicha moción a la mayor brevedad, para satisfacer la demanda vecinal lo antes posible". Los técnicos estuvieron buscando soluciones el fin de semana y el mismo lunes, con topógrafos y delineantes, se diseñó una propuesta que permitía conciliar ambas cosas: carril bici y aparcamientos.

Dicha solución, según el departamento de Rodrigo Torrijos, "tenía que respetar la legalidad prevista en el PGOU que determina anchos de acerado y anchos de carril bici, así como las medidas del ancho de la calzada de rodadura". El mismo lunes a las 16,00 horas de la tarde, el primer teniente de alcalde y delegado de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos, y su equipo, se reunieron con un numeroso grupo de vecinos y vecinas de la zona, a los que expusieron la propuesta que "demostraba que se podían mantener los aparcamientos, con un replanteo en ciertos lugares del proyecto".

Dicha propuesta fue bien vista por los vecinos y ese mismo día se ordenaron a la empresa que realiza la obra dichos cambios. En cuanto a la parada del autobús, competencia que no entra entre las que administra Rodrigo Torrijos, éste se comprometió a trasladarla a Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), "cosa que se ha hecho y ha ofrecido a la empresa para que estudie su posible cambio, siempre que no altere el número de plazas de aparcamiento afectadas por la obra".

Reproches a la oposición

Torrijos ha expresado su satisfacción porque "se ha aplicado inmediata y literalmente el mandato del pleno del viernes, se ha trabajado con rapidez y ha contrastado con los vecinos la solución propuesta, lo cual representa una apuesta por el respeto a las decisiones democráticas con la implicación de los vecinos y vecinas en las decisiones del gobierno, apostando claramente por un modelo de decisión participativa."

Del mismo modo, ha criticado "el oportunismo de otras fuerzas políticas que han querido pescar en río revuelto, no para buscar las soluciones más apropiadas a la acción del gobierno, sino para aprovecharse de una legítima reivindicación que ha sido atendida por los cauces ordinarios".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.