La concesión de la guardería laboral de Candina será a diez años y fijará tarifas máximas por debajo de los precios de mercado. Las instalaciones, que se espera poner en funcionamiento a principios de 2011, atenderán niños de hasta tres años, abrirán doce horas al día (de 7.30 a 19.30 horas) e incluirán servicio de comedor.

Éstas son en principio algunas de las condiciones que el Ayuntamiento de Santander propone incluir en el pliego de condiciones para la adjudicación de la gestión del centro, aunque podrían cambiar en función de las demandas que les planteen los empresarios del polígono.

El alcalde, Íñigo de la Serna, y la concejala de Familia, Bienestar Social e Igualdad, Isabel Gómez Barreda, se han reunido este miércoles con los empresarios para hablar de los detalles de la gestión del centro, que tendrá una superficie de 700 metros cuadrados y supone una inversión de 727.000 euros, con cargo al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local.

Previamente han visitado las obras —a cargo de la empresa GOES— que, según ha señalado el alcalde, están ejecutadas ya al 80 por ciento, con lo cual, se prevé que las instalaciones puedan estar en funcionamiento a principios de 2011.

Mientras concluyen los trabajos, el Ayuntamiento trabaja en el borrador del pliego de condiciones para convocar la concesión. La idea inicial es que la guardería atienda de 7.30 a 19.30 horas, un horario que podría ampliar el adjudicatario.

En ese pliego, el Consistorio pretende establecer precios máximos por debajo de los precios que se pueden encontrar en otro tipo de guarderías y, además, al evaluar las ofertas se valorará que se rebajen esos límites fijados por el Ayuntamiento, de forma que el precio final estará seguramente "bastante por debajo de los precios de mercado".

Otras condiciones

Según ha explicado el alcalde, el adjudicatario se comprometerá además a escolarizar al menos un niño con discapacidad por cada unidad educativa, así como a escolarizar algún niño en situación de desprotección.

En cuanto al funcionamiento, deberán ofertarse actividades psicomotrices y calendarios relacionados con la higiene, la salud y la vacunación. Además, se exigen informes trimestrales sobre el desarrollo evolutivo de cada uno de los niños.

Para cubrir las más de 80 plazas del centro tendrán prioridad los hijos de trabajadores del polígono, a continuación los ciudadanos de Santander y, por último, si quedaran plazas libres, usuarios de otros municipios.

Apoyo a la conciliación

El alcalde ha destacado que una de las "prioridades" del equipo de Gobierno municipal es favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, una línea en la que se incluyen iniciativas como las ludotecas y las becas de guardería, o programas como el Veranuco y el Inviernuco.

En este caso, esa apuesta se ha traducido en la construcción de una guardería aunque, según ha recalcado, "no es competencia municipal". Pero, "como no lo hacen" las administraciones competentes, la acomete el Consistorio.

De la Serna, que piensa que esta iniciativa servirá "de referencia" para que se implanten guarderías laborales en otros lugares, ha recordado que el Ayuntamiento impulsó este proyecto tras realizar una encuesta entre unas 80 empresas del polígono con cerca de 2.000 trabajadores, en la que se detectó una demanda potencial de 257 niños.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.