Volcán en Java
El volcán Merapi visto este martes desde la aldea de Cangkringan, Yogyakarta, Indonesia. EFE

Al menos 28 personas han muerto y 91 han resultado heridas a causa de la erupción este martes del volcán Merapi, situado en la isla de Java, que arrojó una larga columna de ceniza ardiente, cuando había comenzado la evacuación de miles de los habitantes de la zona, según datos del Ministerio de Sanidad de Indonesia.

La mayoría de los cadáveres recobrados están medio carbonizados, mientras que los heridos padecen problemas respiratorios y quemaduras.

Un líder espiritual murió mientras rezaba para apaciguar el volcán

Entre las víctimas mortales se encuentran un bebé de tres meses que murió de un problema respiratorio, un periodista y el guardián espiritual de la montaña, el respetado Mbah (abuelo) Maridjan, que falleció mientras rezaba para apaciguar el volcán en su casa de la aldea de Kinahrejo, a unos cuatro kilómetros del cráter.

Al lado del guardián de 83 años y entre los restos de la vivienda, los equipos se rescate hallaron otras 14 víctimas mortales, incluido un periodista indonesio, que habían buscado la protección del venerado Maridjan.

Hace cuatro años, cuando el Merapi estalló por última vez, se produjeron dos muertos, un terremoto y una nube de ceniza incandescente y gas que envolvió la ciudad de Yogyakarta.

Evacuación de 40.000 personas

El Gobierno comenzó el lunes a evacuar unas 40.000 personas para establecer un radio de seguridad de diez kilómetros en torno al cráter de la montaña, de 2.914 kilómetros de altura sobre el nivel del mar. Los vulcanólogos habían advertido de que la presión en el interior del volcán había alcanzado un nivel peligroso y que se produciría una gran explosión si no se liberaba de forma gradual.

Los servicios de rescate tienen como prioridad a niños, mujeres y ancianos, pero también les preocupan los campesinos que se resisten a abandonar sus cultivos. A lo largo del fin de semana, la actividad del Merapi fue en aumento hasta superar las 500 explosiones diarias y casi 200 pequeñas erupciones de lava por jornada.

Al menos 154 muertos en Sumatra

Al menos 154 personas fallecieron y 400 siguen desaparecidas después de que un terremoto de 7,5 grados de magnitud en la escala Richter golpeara en la noche del lunes el mar en forma de tsunami frente a la isla de Sumatra en Indonesia, informaron fuentes oficiales.

Cientos de casas están destruidas

Un portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres citado por la agencia Antara confirmó el hallazgo de 40 cadáveres y afirmó que espera que la cifra de muertos aumente en las próximas horas.

El seísmo, que generó olas de hasta tres metros de altura en las islas Mentawai, fue registrado anoche a 33 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar y 149 kilómetros al sur de la ciudad de Padang.