Un autobús de UGT recorrerá esta semana la Comunitat Valenciana para concienciar y divulgar la cultura de la prevención de los accidentes y las enfermedades profesionales y, en concreto, para "informar a los trabajadores sobre la existencia de los riesgos ergonómicos, psicosociales y sobre la gran cantidad de enfermedades profesionales existentes, muchas de ellas no reconocidas".

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, la secretaria confederal de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, que ha comparecido junto al secretario general de UGT-PV, Conrado Hernández, y al secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, Carlos Calero.

Con el lema 'Mano a mano por la prevención, mano a mano por tu salud y seguridad', esta campaña de sensibilización y de información en materia de riesgos laborales incidirá en la necesidad de que la vigilancia de la salud sea llevada a cabo en base a criterios preventivos.

Además, pretende concienciar a los agentes implicados en la prevención de riesgos laborales de que los riesgos ergonómicos y psicosociales y las enfermedades profesionales se pueden prevenir a través de "una correcta vigilancia de la salud, integrada en la planificación preventiva de la empresa".

El autobús articulado de 18 metros que funciona como oficina móvil ha llegado a Valencia este lunes con dos informadores de Prevención de Riesgos Laborales y técnicos de las oficinas de prevención de riesgos laborales de UGT-PV, mientras que este martes se trasladará al Polígono Industrial Fuente del Jarro de Paterna.

Posteriormente, el miércoles visitará Buñol, donde se ubicará en la avenida Vicente Blasco Ibáñez, el jueves se trasladará a Castellón, a la calle Portugal de la ciudad del transporte y, por último, el viernes llegará a la avenida Alfonso X El Sabio de Alicante. El horario de atención es de 9 a 17 horas.

Marisa Rufino ha alertado de que las cifras de accidentes y enfermedades laborales "son muy preocupantes" tanto a nivel nacional como en la Comunitat Valenciana, dado que únicamente disminuyen por la caída de actividad en los sectores más afectados por la crisis y por la expulsión del mercado laboral de los empleados temporales.

La responsable de Salud Laboral de UGT ha apuntado que "cada día, fallecen dos personas en accidentes de trabajo", mientras que otras 17 padecen un accidente grave y 1.774 uno leve, unas cifras que ha calificado de "intolerables".

En cuanto a las enfermedades profesionales, ha denunciado el "infradiagnóstico" y la "infradeclaración" que se produce en la actualidad y que ocasiona "graves perjuicios tanto para el sistema público de salud, al que se derivan esos pacientes, como para los trabajadores, que reciben menos dinero por ser considerada una baja común y no disfrutan, por ejemplo, de la gratuidad de los fármacos".

Rufino ha señalado que, pese a la reforma aprobada en 2006 para hacer aflorar estas enfermedades, éstas se han reducido en un 122 por ciento, al pasar de 17.513 en 2006 a 13.035 en los nueve primeros meses de 2010. Así, "se declaran 52 enfermedades al día, 13.035 hasta septiembre, frente a los más de 700.000 accidentes".

Además, ha indicado que existen "enormes diferencias" por comunidades autónomas, con una enfermedad profesional declarada en Navarra por cada 200 trabajadores, frente a una por cada 1.415 en el caso de la Comunitat y a la media nacional de una por cada 1.179.

Listado "obsoleto" y no contempla el estrés

La responsable sindical ha reprobado igualmente que el listado de enfermedades continúa "completamente obsoleto", ya que "se siguen sin declarar enfermedades como el cáncer, salvo en el caso del amianto, o las músculo-esqueléticas".

En la misma línea, ha denunciado que tampoco figuran en ese listado riesgos psicosociales como el estrés y el acoso, y que existe "una grave falta de protocolos y conocimiento sobre una cuestión que, sin embargo, tiene una fuerte incidencia entre la salud de los trabajadores".

De hecho, solo un 20 por ciento de las empresas españolas lo evalúa como riesgo, frente al 30 por ciento de la media europea y a pesar de que es la primera causa de incapacidad temporal en Europa.

Por otro lado, Marisa Rufino ha constatado que en la actualidad se ha producido un incremento superior al 122 por ciento de las enfermedades profesionales sin baja respecto a 2006 y un descenso de las bajas del 53,6 por ciento, a causa del "miedo" que tienen los trabajadores a perder el empleo y que les lleva "a acudir al puesto de trabajo en condiciones en las que debería permanecer en cama".

Carlos Calero ha corroborado que ese miedo a la pérdida de trabajo también está agravando la infradeclaración de accidentes y enfermedades profesionales en la Comunitat, donde también han detectado una fuerte tendencia de las empresas a "derivar a contingencias comunes los casos menos graves, de manera que la Seguridad Social acaba asumiendo lo que no le corresponde".

Un "médico centinela" en cada área de salud

Así, ha abogado por que cada área de salud tenga un "médico centinela" que sea especialista en enfermedades profesionales y controle que "no se establezcan como contingencias comunes lo que realmente son enfermedades y accidentes laborales, con el objetivo de lograr más transparencia y verosimilitud en el registro y la declaración de accidentes y enfermedades profesionales.

Calero también ha denunciado que las mutuas "actúan negligentemente de forma interesada porque al declarar menos enfermedades profesionales, gastan menos dinero y obtienen unos resultados económicos maravillosos", a pesar de que "la realidad es que no hay menos casos, sino que los pagan otros".

Consulta aquí más noticias de Valencia.