La Policía Nacional ha dado por desarticulado un "punto negro" de venta de drogas en la Plaza Independencia de Santander con la detención de un hombre, D.S.M., y su pareja sentimental, P.B.C., de 34 y 27 años de edad respectivamente.

A los detenidos se les considera autores de un delito de tráfico de drogas, y otro de receptación de objetos procedentes de diferentes robos con fuerza en pisos y establecimientos de hostelería de la ciudad, han informado fuentes policiales.

La operación comenzó el pasado mes de agosto y culminó a finales de septiembre con la detención de la pareja, que desde su domicilio particular distribuía la droga a sus compradores.

Con motivo de la operación, se ha averiguado también que los acusados receptaban artículos robados procedentes de robos con fuerza cometidos en Santander en diversos establecimientos y pisos, los cuales eran entregados para que D.S.M. les diera salida o simplemente como pago por la compra de droga.

En el registro realizado en el domicilio de los acusados se intervinieron 485 gramos de cocaína, 380 de hachís, 329 psicotrópicos, tres balanzas, tres teléfonos móviles, un ordenador portátil, un disco multimedia, efectos procedentes de robos con fuerza y 1.675 euros.

D.S.M. y P.B.C. tienen numerosos antecedentes por hechos similares y fueron puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.