Más del 20 por ciento de las mujeres de Castilla y León (concretamente el 21,1%) no acude a los programas de revisión periódica del cáncer mama, según un estudio realizado por el Observatorio de la Asociación Española de Lucha Contra el Cáncer (Aecc) con la colaboración de Ausonia.

Según han informado fuentes de la Aecc, Extremadura y Castilla y León presentan las tasas más bajas de revisiones de esta dolencia. Mañana, 19 de octubre, se celebra el Día Mundial del Cáncer de Mam.

El primer estudio realizado por el Observatorio del Cáncer de la Aecc muestra los índices de participación en los programas de cribado de cáncer de mama y profundiza en las causas y factores por los que las mujeres no se hacen mamografías. Así, en Castilla y León el 21,1 por ciento de las mujeres no asiste a este tipo de programas, sólo por detrás de Extremadura, con el 24,1.

Este estudio, el primero que realiza el Observatorio del Cáncer de la aecc, intenta identificar las causas por las que todavía existe un 17 por ciento de mujeres en edad de riesgo (45-50 a 69 años) que no acuden a los programas de cribado de cáncer de mama, según muestran los últimos datos de la Encuesta Nacional de Salud.

"Aunque la tendencia es cada vez más positiva en este aspecto, la frecuencia con la que tienen que hacerse las pruebas, el pre determinismo, el miedo al diagnóstico, el factor incómodo y doloroso de la mamografía, la eficacia de la propia prueba diagnóstica o la falta de consenso sobre la periodicidad y la edad de inicio" son las principales excusas que argumenta este perfil de mujeres para no realizarse las mamografías, según el comunicado.

El estudio muestra que las mujeres que no acuden a los programas de cribado de mama con la periodicidad aconsejable, es decir, cada dos años, tienden a ubicar la prevención en el contexto de la enfermedad y prefieren no acudir al especialista hasta que no se manifieste claramente algún síntoma.

El estudio también refleja una diferencia entre Comunidades Autónomas en los porcentajes de mujeres que participan o no en los programas de cribado de cáncer de mama. Mientras que Extremadura y Castilla y León superan el 20% de mujeres que no asiste a este tipo de programas, otras Comunidades se acercan a ese porcentaje, como Asturias (19,4%), Madrid (19,4%) y Andalucía (19,1%). Por el contrario, el País Vasco (4,7%) y Navarra (5%) "se acercan, cada vez más, al 100% de mujeres que participan en los programas".

En este sentido, 8 de cada 10 mujeres en España, dentro del rango de edad de riesgo, se realizaron una mamografía en los últimos dos años según los programas de cribado, lo que significa que todavía queda un porcentaje de mujeres en edad de riesgo que no acuden con regularidad a hacerse este tipo de pruebas.

Este primer estudio del Observatorio del Cáncer de la aecc contrasta las opiniones de aquellas mujeres que no acuden regularmente a los programas de cribado con las que sí lo hacen. En este sentido, se puede observar una clara diferencia entre ambos grupos puesto que aquellas mujeres que sí se realizan mamografías habitualmente priorizan el beneficio de la prueba y la tranquilidad mientras que en las segundas prima la ansiedad y el miedo a un posible diagnóstico.

Pese a todo, el estudio también demuestra que incluso en aquellas mujeres que no se realizan habitualmente mamografías, ocho de cada diez encuestadas reconoce que sí estaría recomendado hacérselas.

Factores externos negativos

Aunque los factores subjetivos son primordiales a la hora de no acudir a las pruebas de cribado, otros factores externos también inciden en esta decisión. El análisis realizado por este estudio refleja que el 5,4% de las encuestadas no sabe cuándo hay que realizarse una mamografía y que un 13,4% cree que debe realizarse cada seis años o más.

De igual manera, otros factores destacados en el estudio y que influyen en los perfiles sociales propensos a no acudir a los programas de cribado son las dudas sobre la edad mínima recomendada para realizar la prueba diagnóstica, la desinformación, disponer únicamente una cobertura sanitaria pública o tener a su cargo a una persona con discapacidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.