La portavoz del Govern, Joana Barceló, ha informado de que el Ejecutivo autonómico está trabajando para resolver de "mutuo acuerdo" el conflicto de la concesionaria del Palacio de Congresos de Palma, el grupo hotelero Barceló, y que así pueda abandonar el proyecto "sin perjudicar" a ninguna de las partes afectadas, es decir, "ni a la Administración ni a los ciudadanos".

En declaraciones a los periodistas, Barceló ha hecho esta afirmación al respecto de las informaciones sobre la salida del concurso del grupo hotelero. Del mismo modo, ha aseverado que "hay una voluntad empresarial" de abandonar la concesión.

Por otra parte, el Govern se está planteando conseguir recursos ligados a "inversiones estatutarias", con "el fin de no paralizar" el proyecto y que se puedan cumplir con los plazos de finalización establecidos, ha asegurado la portavoz.

Según Barceló, uno de los objetivos del Govern y el Ayuntamiento de Palma es poder acabar el Palacio de Congresos a tiempo. En este sentido, ha afirmado que esta infraestructura es "imprescindible" y "muy importante" al ser un "eje clave" para la llegada de turismo de convenciones y congresos.