El Bloc va a proponer en el senado dos propuestas económicas para que Baleares pueda ser beneficiaria del Fondo de Compensación Interterritorial, por lo que recibiría entre 40 y 50 millones de euros anuales aproximadamente, así como para congelar la aportación que hace al Fondo de Suficiencia, de manera que pudiera ahorrarse los cerca de 200 millones que está aportando en los últimos años.

Estas medidas han sido presentadas por el senador del Bloc, Pere Sampol, y por el secretario general de la formación, Biel Barceló, quienes han precisado que estas reformas supondrían que para el próximo año las islas no sufrieran una "situación tan angustiosa", al tiempo que se compensara el sistema de financiación autonómico deficitario que durante años ha tenido la comunidad.

Sampol ha señalado que su formación ha presentado una proposición no de ley que será votada este miércoles en el Senado que prevé la modificación del Fondo de Compensación Interterritorial. El senador ha explicado que este fondo cuenta con una cantidad que cada año es repartida en los Presupuestos Generales del Estado entre diez comunidades, si bien no se especifican los criterios de distribución.

Así pues, las beneficiarias de 2010 han sido Galicia, Andalucía, Principado de Asturias, Cantabria, Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla-La Macha, Canarias, Extremadura, Castilla y León y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Sampol ha puntualizado que la selección de estas regiones se hizo en base a que, entre los años 2004 y 2008, dichas comunidades tenían una renta por habitante que no llegaba a la media.

De esta manera, ha explicado que Baleares se queda fuera de este fondo porque entre esos años su renta per capita era superior a la media estatal. Sin embargo, Sampol ha hecho hincapié en que si se tiene en cuenta "la renta per capita real", es decir, en poder de compra de los ciudadanos, hay algunas de estas regiones que estarían por encima de la media, si bien no ocurre lo mismo con Baleares.

Por este motivo, el Bloc propondrá en la Cámara alta que en la distribución del Fondo de Compensación, que es de unos 1.200 millones de euros anuales, se tenga en cuenta la renta por habitante con poder de compra real, ya que en algunas el nivel de vida es más caro y, por tanto, el poder adquisitivo menor con la misma cantidad de dinero. Sampol ha apostillado, en este sentido, que en Baleares el coste de la vida es un 8 por ciento superior al de la media española.

Asimismo, plantean también introducir un segundo criterio según el cual se tenga en cuenta aquellas comunidades cuya renta per capita haya disminuido en los últimos tres años de manera continuada.

Con estas dos modificaciones, Baleares podría acogerse al Fondo de Compensación y recibir del Estado entre 40 y 50 millones de euros adicionales al año.

Por otra parte, Barceló ha afirmado que el nuevo modelo de financiación autonómico mantiene la Figura del Fondo de Suficiencia, por la que actualmente la única comunidad que hace aportaciones al mismo es Baleares, las cuales están en torno a los 200 millones de euros anuales.

El Bloc va a presentar una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para que para el próximo año se congele la aportación que debe hacer Baleares al mismo, y que dicha cantidad puede ser compensada para 2012.

De esta manera, con dichas modificaciones Baleares tendría unos ingreso extra de unos 250 millones de euros anuales. Una cifra, en opinión de los nacionalistas, nada desdeñable. Máxime si se tiene en cuenta que las reformas fiscales que plantea el proyecto de presupuestos autonómicos 2011 -aumento de la presión fiscal para las rentas más altas y un impuestos ecológico- prevén unos ingresos adicionales de 60 millones.

Por ello, Barceló ha destacado que estos ingresos significarían asegurar las partidas de sanidad, educación y servicios sociales sin tener que subir los impuestos.