El Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) ha establecido un nuevo servicio de control voluntario para los trabajos que no lleven visado obligatorio, con lo que, además, asume la responsabilidad correspondiente.

De este modo, el Colegio de Arquitectos acreditará la habilitación del profesional autor del trabajo y verificará la integridad formal y documental del trabajo realizado a todos los usuarios que lo deseen.

Precisamente, el Ayuntamiento de Madrid ha anunciado la eliminación de la exigencia de visado colegial -únicamente con tres excepciones- para reducir trámites y aumentar la eficacia de la Administración.

Con este nuevo servicio se mejora la libre circulación de servicios profesionalesSe trata de la aplicación del Real Decreto 1000/2010, de 5 de agosto, que establece, a partir de octubre de 2010 el carácter voluntario del visado, sólo obligatorio en los supuestos referidos a obras de edificación, certificación final de obras, obras de demolición y similares. En estos casos la exigencia de visado viene determinada por la existencia de una relación directa entre el trabajo profesional y la integridad física y seguridad de las personas.

Según Paloma Sobrini, decana del COAM, "el nuevo concepto de visado supone una gran oportunidad de modernización y normalización para el sector de la edificación, mejorando la libre circulación de servicios profesionales en el territorio nacional, así como un incremento de la seguridad jurídica y de las garantías de responsabilidad por parte del Colegio"

A su juicio, "el visado es un servicio a la sociedad para garantizar la seguridad de las personas".