subasta
subasta Wirelmage

Se lo han quitado todo: vestidos, zapatos, esmoquin, pulseras y bolsos. Hasta hay quien ha donado una pequeña insignia de la paz que el pasado domingo adornaba su solapa.

Son vestidos y complementos con los que lucieron como estrellas en la alfombra roja de la entrega de los Globos de Oro y que ahora están disponibles en la Internet al mejor postor.

El problema son las tallas, porque la mayoría de estos modelos están hechos a la medida de las estrellas, que no es siempre común entre los mortales

Forman parte del programa Clothes Off Our Back, una iniciativa benéfica que este año tiene una misión clara: recaudar fondos para la fundación de ayuda de Unicef a las víctimas del maremoto.

"La idea original nació de otra tragedia, la del 11 de septiembre", declaró a EFE la organizadora de este programa y estrella de la serie Malcolm in the Middle, la actriz Jane Kaczmarek. Junto a su esposo, el actor Bradley Whitford, de El ala oeste de la Casa Blanca, se dieron cuenta del valor de sus galas entre el público, ahora que las entregas de premios son las pasarelas de moda de más audiencia. Así comenzó un programa de limpieza de armarios famosos que en esta edición está listo para poner un grano de arena en favor de los damnificados en el sudeste asiático.

No lo llevan mal. La ganadora del Globo de Oro como mejor actriz de comedia en una serie de televisión, Teri Hatcher, se ha quedado con su estatuilla pero ha donado su traje de gasa gris, que por el momento ha recaudado 7.700 dólares. Charlize Theron no consiguió este año ninguna estatuilla pero eso no la ha frenado a la hora de quitarse su ajustado modelo de satén azul metálico de John Galiano, que ya va por los 3.200 dólares.

Esto no es más que el comienzo porque la subasta, continuará recaudando fondos hasta el 30 de enero.