Este informe fue entregado al presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, el pasado 3 de mayo en él se resumen las quejas presentadas por ciudadanos y colectivos durante el pasado año, además de las actuaciones de oficio abiertas por el Procurador del Común, así como las recomendaciones realizadas a las Administraciones Públicas y las respuestas de éstas.

El Procurador del Común de Castilla y León recibió durante 2009 un total de 2.484 quejas, el seis por ciento más que en el año anterior, a las que se suman 51 acciones iniciadas de oficio por la Institución, según indicó hoy el propio Procurador, Javier Amoedo, quien señaló que los informes favorables al interesado se incrementaron durante el pasado año hasta situarse en el 59 por ciento.

Como es habitual, León, Valladolid y Burgos aglutinaron el mayor número de solicitudes, que supusieron el 24, el 15 y el 14 por ciento del conjunto respectivamente, mientras que Ávila (con el 5 por ciento) y Soria (con el 3 por ciento) fueron las provincias que menor número de quejas formularon.

El Informe Anual de 2009 revela una vez más que son las cuestiones relacionadas con el régimen jurídico de las corporaciones locales y los bienes y servicios municipales así como los asuntos relacionados con la familia y la igualdad de oportunidades los que generan más protestas por parte de los ciudadanos.

Además, el Procurador informó en mayo de que 33 de las 51 actuaciones de oficio se centraron en sanidad y destacó entre ellas las relativas a la deficiencia del servicio de pediatría en zonas rurales, la Unidad de Oncología en el Hospital de Ávila, la accesibilidad o la reserva de plazas para personas discapacitadas.

Asimismo, incidió en la referente al consumo de alcohol entre menores y, en este sentido, indicó que uno de los expedientes solicitaba a administraciones y familias mayor vigilancia en el consumo y la venta de bebidas a los jóvenes en establecimientos públicos.

En total, el Procurador dictó 686 resoluciones, 653 de ellas a instancia de parte y 33 en forma de expediente de oficio, que resultaron favorables para los interesados en el 59 por ciento de los casos y favorables a la Administración en el 41 por ciento de ellos.

En cuanto a los informes enviados a las administraciones, Amoedo cifró en 605 los recibidos por parte de la Junta de los 622 remitidos y en 1088 los enviados por los ayuntamientos de los 1.158 solicitados, y aseguró que tuvo que archivar 50 expedientes por falta de respuesta por parte de los gobiernos autonómico y local.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.