Artistas de la Plaza del Museo de Sevilla han criticado este lunes que el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) se mantenga "al margen" del "caos" que aseguran que se está "apoderando" del tradicional mercado de arte ubicado junto al Museo de Bellas Artes.

"Comienza en nuevo curso escolar y el Ayuntamiento de Sevilla sigue con una asignatura pendiente: la regulación de la situación de los artistas de la Plaza del Museo", ha declarado a Europa Press el presidente de la Asociación de Pintores de la Plaza del Museo, Pedro Cansino, quien ha insistido en que "el aforo está supersaturado y los puestecillos de bisutería proliferan por doquier".

Mientras tanto, lamenta que el ICAS "se mantiene al margen de estos problemas y da la callada por respuesta", a pesar de que desde hace meses se está negociando un convenio para regular dicha actividad desarrollada en la Plaza del Museo desde hace años.

El colectivo de artistas ya alertó a finales de julio sobre la proliferación de vendedores ajenos al arte vendiendo abanicos y artículos de bisutería durante los meses de verano. "En la parte izquierda de la plaza hay una decena de puestos de bisutería", explicó entonces Cansino, quien insistió en que "se han multiplicado".

El convenio con el ICAS está paralizado por la negativa del colectivo de pintores a acatar uno de los criterios, según el cual varios de los profesionales que desempeñan esta labor desde hace más de una década en este espacio podrían tener que abandonar el enclave.

La intención del ICAS, según Cansino, es la de incorporar a un grupo en la disciplina de la muestra y, para ello, pensaron designar a un comité de expertos que sería el encargado de baremar la calidad de las obras de todos los pintores, tanto la de los más antiguos como las de los nuevos, primando los criterios de selección de antigüedad y calidad de las obras.

Y es que, debido a que los planos de situación en la plaza de pintores y escultores conformados por el Ayuntamiento tienen el objetivo de que un aforo máximo de 69 de estas personas puedan colocarse sin que se produzca afección peatonal o de actividad diaria del espacio, una serie de artistas que no pertenecen a la asociación se ha configurado en plataforma reivindicativa.

Uno de los aspectos más importantes del convenio sería la regulación de la ubicación de los artistas, de tal manera que éstos ahora se colocarían alineados configurando una 'U' en la plaza de la capilla del Museo, "quedando libre el centro para facilitar el acceso".

Otro de los acuerdos que ya se alcanzó pasaría por el desarrollo de una acreditación exclusiva para las personas a las que se permitiera ejercer esa actividad, por lo cual las autoridades "podrían pedir ese carné" como forma eficaz de vetar a los vendedores ajenos al arte.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.