El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha anunciado este martes "flexibilidad y sentido común" a la hora de comenzar a aplicar el Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, destinado a restringir el tráfico privado en el casco histórico incluso mediante un régimen sancionatorio que limita a 45 minutos el tránsito por el centro a los conductores no residentes o que no se ajusten a las excepciones contempladas en este plan. El primer edil ha defendido que el documento "contempla todos" los casos posibles e incorporará las vicisitudes que afloren una vez arranque su aplicación.

Sánchez Monteseirín y el concejal de Movilidad, Francisco Fernández, han inaugurado este martes el punto de información instalado por el Ayuntamiento hispalense en la Plaza Nueva para difundir el contenido de este plan que ha llegado ya a más de 22.000 hogares gracias a los panfletos distribuidos por la Administración local. El próximo pleno ordinario, convocado para el viernes de la semana en curso, debatirá la modificación de la ordenanza municipal de Circulación de Peatones y Ciclistas necesaria para su adaptación a este Plan de Ordenación Viaria del Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental, que regirá precisamente mediante la citada ordenanza.

Este plan, como ya se ha informado, delimita su ámbito de aplicación según el trazado de la antigua muralla, a excepción de los entornos de las calles Marqués de Parada y Julio César y del Postigo del Carbón, y divide el casco histórico en cuatro zonas —noreste, noroeste, sureste y suroeste—, con varias entradas y salidas cada una, pero todas ellas controladas por cámaras de visión artificial que identificarán las matrículas de los vehículos. Y es que su finalidad es restringir, mediante un régimen sancionatorio incluso, los accesos, salidas y circulación del tráfico privado en el casco histórico para priorizar el transporte público y la movilidad sostenible.

A través de esta modificación de la ordenanza de Ciclistas y Peatones, se crean una serie de figuras para cada tipo de conductor o vehículo susceptible de acceder a la zona delimitada, porque las restricciones parten precisamente de la condición de la que goce cada uno de estos conductores. De tal modo, el articulado contempla diversas situaciones jurídicas del conductor en cuanto a los accesos al casco histórico, como es el caso de los residentes acreditados del centro que posean un vehículo privado y que, dada su condición, gozarán de libre acceso y circulación ilimitada en la zona intramuros.

Caso por caso

Los titulares de una plaza de estacionamiento o adjudicatarios de sus derechos de uso, igualmente, gozarán de libertad para entrar y salir del centro y circular por su interior sin restricciones, toda vez que el primer edil ha aclarado en su intervención que los usuarios de los estacionamientos públicos de carácter rotatorio "tampoco tendrán problemas", porque los sistemas de control de acceso a estas infraestructuras registrarán las entradas y salidas de forma coordinada con el servidor central que aglutinará la información de todos los accesos y salidas del centro mediante la lectura de las matrículas.

Los vehículos de los servicios públicos y de emergencias, además de los suministros, gozarán también de libre acceso y salida al casco histórico, mientras obtendrán la acreditación de "autorizados temporales" los conductores con necesidad "puntual" de acceder al casco histórico, como es el caso de los clientes de establecimientos hoteleros, los servicios a domicilio, el transporte escolar, los vehículos de mudanza o los vehículos de distribución de mercancías, por ejemplo.

Límite de 45 MINUTOS

Los clientes de hoteles, en ese sentido, tendrán libertad de circulación desde su día de llegada hasta su marcha y los vehículos de distribución capilar de mercancías y suministros tendrán una acreditación "particular" y un horario propio de acceso y salida, de 09,00 a 11,00 horas y de 15,00 a 17,00 horas. Los conductores de movilidad reducida acreditados gozarán, de su lado, de libre acceso y estacionamiento a cualquier hora. En cuanto al resto de conductores "no acreditados o autorizados", a excepción de los usuarios de motocicletas o ciclomotores, sus trayectos por el casco histórico se limitarán a 45 minutos entre las 08,00 horas y las 22,00 horas siguiendo un itinerario establecido de acceso y salida.

El alcalde aseguró que el plan "contempla todas las causísticas posibles" e incorporará, además, los aspectos novedosos que puedan derivar de su aplicación, además de anunciar "flexibilidad y sentido común" a la hora de comenzar a poner en marcha estas restricciones. "Vamos a ser flexibles a la hora de explicar este plan", ha dicho, pues habrá comprensión con "el error", el desconocimiento o "la distracción" de los conductores, pero habrá también "dureza absoluta para quien quiera sabotear el procedimiento". "El reincidente, que se tiente la ropa", ha aseverado el primer edil, quien niega "afán recaudatorio o persecutorio" en esta iniciativa.

Francisco Fernández, de su lado, ha explicado que, efectivamente, la entrada en vigor del plan, tras su aprobación en el pleno y su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), estará acompañada de "una parte pedagógica, de información y concienciación" antes de comenzar a imponer el régimen sancionatorio, proceder que, según recuerda, marcó la habilitación de la Ronda Histórica en sentido único y con un contracarril para el transporte colectivo urbano, los taxis y los servicios de emergencia. Sobre la paralización de la página web habilitada para informar sobre este plan, Francisco Fernández explicó que tal extremo deriva de una saturación del software al haber recibido más de 3.000 accesos en muy corto lapso de tiempo, pero aseguró que en menos de 24 horas funcionará de nuevo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.