El PP está dispuesto a asumir el "desgaste" electoral que le puede suponer aprobar, junto al gobierno municipal de IU y PSOE, un proyecto de presupuesto del Ayuntamiento de Córdoba para 2011 que pudiera incluir alguna "medida impopular", si es que dicho proyecto presupuestario "es el que la ciudad necesita" y evita el "colapso económico" del Consistorio.

Así lo ha anunciado este martes en rueda de prensa el portavoz municipal del PP y candidato a la Alcaldía, José Antonio Nieto, quien ha puesto como ejemplo de medidas "impopulares" que está dispuesto a respaldar su grupo, entre otras, la reducción de horas extras y del gasto en limpieza de colegios o el empleo para otro fines de las partidas dedicadas a políticas sociales, "que son competencia de la Junta de Andalucía", además de aplazar o renunciar al proyectado Centro de Congresos de Córdoba, en su concepción actual, si es que las administraciones central y autonómica no se hacen cargo de dos terceras partes de su coste, "como se hizo con Málaga".

A juicio de Nieto, medidas de este tipo son necesarias, dada la elevada deuda municipal y ante el déficit, "cercano a los 30 millones de euros", con los que, en su opinión, se cerrará el presente ejercicio, como resultado de la gestión del gobierno municipal de un presupuesto "irreal" en cuanto a los ingresos. De ahí la disposición del PP a negociar el presupuesto del próximo año, comenzando por la "congelación de los impuestos", en el marco de una estrategia de una estrategia que se apoya en el "control del gasto" y en la "austeridad".

Esta es la única salida que ve el portavoz popular a la situación económica que atraviesa el Ayuntamiento, que, de mantener la actual política presupuestaria y proyectos que no puede asumir económicamente, como el Centro de Congresos de Córdoba, se tendrá que plantear, "a muy corto plazo", si podrá "pagar o no las nóminas, mantener o no proyectos importantes o la calidad de los servicios que presta a los cordobeses".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.