Los médicos no están seguros de que despierte una vez se retire esta medicación de manera completa
El portavoz del hospital Hadassa de Jerusalén donde se encuentra ingresado Sharon, Ron Krumer, señaló que el primer ministro permanecía ligeramente sedado, y que los médicos no están seguros de que despierte una vez se retire esta medicación de manera completa.

Los médicos de Sharon comenzaron el pasado miércoles a reducir el nivel de sedantes que le suministran con la intención de que salga del coma inducido en el que se encuentra. Inicialmente respondió a estímulos en su pierna y brazo derechos, aunque hasta el momento no ha mostrado signos de que recobre conciencia, afirmaron los doctores.

Médicos externos al hospital donde permanece ingresado el primer ministro han manifestado su preocupación porque la tardanza en despertar del primer ministro sea signo de una mala recuperación. Sin embargo, los doctores del Hadassa continúan sosteniendo que es demasiado pronto para extraer conclusiones sobre el futuro estado de salud de Sharon.