UGT, CCOO y STEI-i registran el preaviso de huelga general en la Conselleria de Presidencia

Los sindicatos reiteran que la reforma laboral es "regresiva" puesto que "hace más fácil" el despido
Vicens y Bravo, a su salida de la Conselleria de Presidencia.
Vicens y Bravo, a su salida de la Conselleria de Presidencia.
UGT

El secretario general de UGT en Baleares, Lorenzo Bravo, la secretaria general de CCOO en las islas, Katiana Vicens, y su homólogo en el sindicato STEI-i, Biel Caldentey, han registrado esta mañana el preaviso de huelga general, prevista para el próximo 29 de septiembre, en las dependencias de la Conselleria de Presidencia del Govern.

A su salida de la sede de este departamento, el líder de UGT en el archipiélago ha remarcado que, si bien "no era necesario" entregar la convocatoria de huelga a las instituciones autonómicas porque ya se había hecho en Madrid, las centrales de la Comunidad han preferido presentarla "por si acaso" en Presidencia, así como en la Conselleria de Turismo y Trabajo y en la Conselleria de Innovación, Interior y Justicia.

En relación a las medidas contempladas en la reforma laboral, aprobada este jueves en el Congreso de los Diputados, Bravo ha asegurado haber escuchado por la radio al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y haberse quedado "acojonado" ante las declaraciones del jefe del Ejecutivo estatal. "Que un socialista se doblegue ante los dictados capitalistas y que no quede más resignación que la de hacer lo que se ha hecho me ha dejado muy desilusionado tras lo que he luchado durante toda mi vida", ha reconocido en este sentido.

Así, ha apostillado que afirmar que la reforma laboral va a crear más estabilidad y que va a generar más empleo es hacer, en su opinión, "demagogia pura y barata", algo que, según ha remarcado, no se esperaba del presidente del Gobierno. Según su punto de vista, lo que significa esta medida es que, en lugar de que haya seis o siete millones de parados y trabajadores eventuales, habrá 13 ó 14 millones de personas buscando empleo de aquí a uno o dos años.

En esta línea, se ha mostrado "avergonzado después de lo que ha pasado ideológicamente", en alusión a las medidas adoptadas por el Ejecutivo central, al tiempo que ha considerado que lo que se debería haber hecho es anunciar medidas de control a los grupos financieros, a la banca, a la economía sumergida y al fraude fiscal, así como actuaciones destinadas a fomentar el trabajo "más estable".

Ante esta situación, el secretario general de UGT en Baleares ha remarcado que, a partir de ahora, "se va a tener que repartir el trabajo que hay" y "quitarle los privilegios" a los trabajadores fijos "para repartirlos entre todos los demás", en lugar de, ha dicho, "buscar un futuro mejor" para los jóvenes, las mujeres y los inmigrantes, a los que ha pronosticado un futuro "muy malo". "No me esperaba que el Gobierno socialista hiciera un atentado de estas características", ha apostillado al término de su intervención.

Reforma "regresiva"

Por su parte, la máxima responsable en las islas de CCOO ha reiterado que la reforma laboral es "regresiva" al entender que "recorta" los derechos de los trabajadores sin solventar los problemas que padece el mercado de trabajo, al tiempo que ha remarcado que "no ayuda a superar la crisis" sino que "consigue que sea más fácil" el despido, lo que, en su opinión, propiciará un aumento del paro en lugar de reducirlo.

En este sentido, Vicens ha recordado que "no hay ningún partido parlamentario que esté de acuerdo con la reforma" y que también los sindicatos siguen oponiéndose a ella, por lo que ha considerado que es "necesario" que el Ejecutivo central "se replantee lo que está haciendo". "Cuando uno se queda solo y piensa que todo el mundo está en su contra, lo más probable es que se esté equivocando", ha apuntado en cuanto a esta cuestión.

Con todo, ha afirmado esperar que la ratificación de la reforma en el Congreso "no sea el último trámite", puesto que, a su juicio, el último trámite "tiene que ser la derogación definitiva del Real Decreto" que la contempla. Así, ha asegurado que es "necesario" que la huelga general sea "un éxito", y se ha mostrado convencida de que "lo será", ya que su objetivo es, ha dicho, "parar los pies a este Gobierno para que cambie de política, que es lo que tiene que hacer".

En esta misma línea, su homólogo en STEI-i ha señalado que el Ejecutivo central "se equivoca estratégicamente" con esta decisión, puesto que, según su punto de vista, la reforma "carga la crisis sobre los sectores más débiles de la población" al tratar de reducir el déficit público "empeorando las condiciones de la mayoría social".

Por lo que se refiere a la huelga general, Caldentey ha reflexionado que "tiene que haber una fuerte movilización que haga replantearse al Gobierno toda su política económica, social y de ajuste presupuestario" para evitar "un giro más a la derecha" en sus decisiones y actuaciones. En este sentido, ha recalcado que la reforma constituye "un ataque tan frontal" a las "piezas básicas" del Estado del bienestar que la huelga será "totalmente defensiva", ya que supondrá, en su opinión, el "mejor aval" para que se "pare una escalada" hacia medidas "más duras".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento