La Mostra de Venecia cierra el telón competitivo sin un claro favorito

  • 'Barney's version', protagonizada por Paul Giamatti, podría reportarle al intérprete al premio al mejor actor.
  • 'Drei', de Tom Tykwer, ha mostrado la instrospección alemana de las relaciones de un triángulo amoroso.
  • A falta de claros favoritos, hasta Álex de la Iglesia podría salir victorioso este sábado en la entrega de premios.
Los actores Paul Giamatti y Rosamund Pike.
Los actores Paul Giamatti y Rosamund Pike.
Efe
La mostra ha finiquitado esta mañana la sección competitiva de su 67 edición y lo ha hecho, por fin, con un día redondo en el
que las cintas a competición han dejado regusto a buen cine, con la alemana Drei, de Tom Tykwer, y la estadounidense Barney's
version, con Paul Giamatti de protagonista.
Vayamos primero con un aspirante serio a ganador de la Copa Volpi, Paul Giamatti. El actor de Entre copas, es el protagonista
de Barney's version, una comedia con un punto triste (o dramedy, que dirían los norteamericanos) en el que a lo largo de 30
años seguimos la vida de un productor de televisión canadiense.
A ratos muy divertida, y con un genial Dustin Hoffman en un papel de reparto, Barney's version es una comedia amable y
entretenida, justo lo que se necesita en festivales como este para salir del hastío de tanto pretendido cine de autor.
Además, un gran punto a favor del trabajo de Richard J. Lewis de cara a la entrega de premios es la actuación de Giamatti.
Esplendido en su retrato de un gruñón judío con un corazón enamoradizo, el actor recibiría así un segundo espaldarazo a su
carrera después de los elogios recibidos por Entre copas.
Cuando tres no son multitud
Los intercambios de pareja se han puesto de moda en el festival. No estamos diciendo que los presentes a la Mostra se hayan
vuelto locos de repente, si no que con Drei ya son dos las cintas a concurso que tratan el tema de los intercambios, las
relaciones con terceros y la infidelidad en las relaciones de pareja.
Y a diferencia de Happy few, la cinta francesa que se proyectó en los primeros días, en Drei, el trabajo de Tom Tykwer
exhibido ayer, se explica un relato con cara y ojos sobre un triángulo amoroso, en el que los personajes son tridimensionales
y el sexo no centra el relato si no que es un aspecto más de la relación.
Así, con el buen sabor de boca de Drei y de Barney's version, se cierra la competición de la 67ª Mostra. Y se cierra sin un
favorito claro para la entrega de premios de mañana. El nivel no ha sido brillante. Pero tampoco ha sido malo. Entre las
cintas que aparecen con ventaja, se puede citar un buen puñado: Meek's cutoff, Somewhere, Potiche, algunos hablan del espanto
chileno Post mortem. Hasta la Balada triste de trompeta, de Álex de la Iglesia, parece tener opciones en el reparto del
pastel. La decisión la toman a lo largo del día de hoy los miembros del jurado presidido por Tarantino. La solución al
enigma, mañana por la tarde.

La mostra ha finiquitado este vienes la sección competitiva de su 67 edición y lo ha hecho, por fin, con un día redondo en el que las cintas a competición han dejado regusto a buen cine, con la alemana Drei, de Tom Tykwer, y la estadounidense Barney's version, con Paul Giamatti de protagonista.

Vayamos primero con un aspirante serio a ganador de la Coppa Volpi, Paul Giamatti. El actor de Entre copas, es el protagonista de Barney's version, una comedia con un punto triste en el que a lo largo de 30 años seguimos la vida de un productor de televisión canadiense.

A ratos muy divertida, y con un genial Dustin Hoffman en un papel de reparto, Barney's version es una comedia amable y entretenida, justo lo que se necesita en festivales como este para salir del hastío de tanto pretendido cine de autor. Además, un gran punto a favor del trabajo de Richard J. Lewis de cara a la entrega de premios es la actuación de Giamatti. Esplendido en su retrato de un gruñón judío con un corazón enamoradizo, el actor recibiría así un segundo espaldarazo a su carrera después de los elogios recibidos por Entre copas.

Cuando tres no son multitud

Los intercambios de pareja se han puesto de moda en el festival. No estamos diciendo que los presentes a la Mostra se hayan vuelto locos de repente, si no que con Drei ya son dos las cintas a concurso que tratan el tema de los intercambios, las relaciones con terceros y la infidelidad en las relaciones de pareja.

Porque a diferencia de Happy few, la cinta francesa que se proyectó en los primeros días, en Drei, el trabajo de Tom Tykwer exhibido ayer, se explica un relato con cara y ojos sobre un triángulo amoroso, en el que los personajes son tridimensionales y el sexo no centra el relato si no que es un aspecto más de la relación.

Así, con el buen sabor de boca de Drei y de Barney's version, se cierra la competición de la 67ª Mostra. Y se cierra sin un favorito claro para la entrega de premios de mañana. El nivel no ha sido brillante. Pero tampoco ha sido malo. Entre las cintas que aparecen con ventaja, se puede citar un buen puñado: Meek's cutoff, Somewhere, Potiche, algunos hablan del espanto chileno Post mortem.

Hasta la Balada triste de trompeta, de Álex de la Iglesia, parece tener opciones en el reparto del pastel. La decisión la toman a lo largo del día de hoy los miembros del jurado presidido por Tarantino. La solución al enigma, en la tarde del sábado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento