El pastor Terry Jones suspende su plan de quemar ejemplares del Corán

  • Horas antes declaró que se lo replantearía si Obama se lo pedía.
  • Dice que lo cancela porque el imán de la mezquita que se planeaba en la Zona Cero había aceptado ubicarla en otro lugar.
  • Interpol había alertado del riesgo de "ataques violentos" si la iniciativa de quemar ejemplares del Corán seguía adelante.
  • Donald Trump quiere comprar el terreno donde está proyectado que se edifique la mezquita en Nueva York.
Protesta en Pakistán contra los planes de quemar ejemplares del Corán.
Protesta en Pakistán contra los planes de quemar ejemplares del Corán.
MK CHAUDHRY / EFE

El pastor estadounidense Terry Jones, quien tenía la intención de quemar ejemplares del Corán en el aniversario de los atentados del 11-S, suspendió este jueves por la noche su plan.

Jones, que había declarado que "reconsideraría" su iniciativa si la Casa Blanca se lo pedía, anunció su decisión en una comparecencia ante los medios (en la que no aceptó preguntas) en su iglesia de Gainesville (Florida).

El pastor explicó que renunciaba a quemar el Corán porque el imán de la mezquita que se planeaba en la Zona Cero de Nueva York había aceptado mudar el centro religioso a otro emplazamiento. Según Jones, volará el próximo sábado a Nueva York para reunirse con el imán.

Un portavoz de la proyectada mezquita indicó en Nueva York que no hay planes para cambiar su emplazamiento. El imán Muhammed Musri, de la Sociedad Islámica del Centro de Florida, compareció junto a Jones para agradecerle su decisión de poner fin a un evento "que no iba a beneficiar a nadie, más que a los extremistas y a los terroristas".

Musri confirmó que Jones se reunirá el sábado con Abdul-Rauf para hablar de la localización del centro islámico que pretende construir cerca de la "zona cero", pero no dijo que exista un acuerdo para cambiarla.

El secretario de Defensa, Robert Gates, se puso este jueves en contacto con Jones para pedirle directamente que renunciara a su amenaza, algo que había aventurado poco antes el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell, quien había anunciado que el Gobierno se había planteado la conveniencia de comunicarse directamente con Jones.

Jones, de 58 años, señaló horas antes que no "ignoraría" una llamada de la Casa Blanca, del Departamento de Estado o el Pentágono. También apuntó que podría reconsiderar su decisión "si recibía un mensaje de Dios" en ese sentido.

El pastor había anunciado este miércoles su intención de seguir adelante con la iniciativa a pesar de las presiones recibidas.

Jones niega que su propuesta se gestase para buscar publicidad o beneficio económico. "No pondría en riesgo mi vida sólo por publicidad. Cuando decidimos esto, no teníamos ni idea de que atraería tanta atención", señaló. De hecho, anunció que la medida podría reportarle pérdidas económicas a la congregación porque "probablemente" algunos de sus miembros la abandonarán.

Condena internacional

El Gobierno de EE UU y gran parte de la comunidad internacional (el Vaticano, la Unión Europea y el jefe de la tropas de EE UU en Afganistán, el general David Petraeus, entre otros) condenaron los planes de Jones, ante el temor de que generase una ola de violencia como ya sucedió con la publicación de caricaturas de Mahoma en Europa.

Uno de los últimos en sumarse a las condenas contra el pastor fue el presidente estadounidense, Barack Obama, que declaró que la acción podría suponer un "filón" de reclutamiento para Al Qaeda y generar una ola de violencia en países como Pakistán o Afganistán.

Este mismo jueves, Interpol emitió una alerta global para avisar de los riesgos de "ataques violentos si sigue adelante" el plan del pastor de EE UU, y el Departamento de Estado estadounidense emitió otra similar alertando a sus ciudadanos en el extranjero.

Compra del terreno

El multimillonario Donald Trump anunció este jueves una oferta de compra para el terreno donde está proyectada la construcción del centro islámico cerca de la zona cero de Nueva York, y declaró que hace la oferta "como residente de Nueva York y como ciudadano de Estados Unidos, no porque crea que la ubicación es un lugar espectacular (porque no lo es), sino porque acabará con una situación muy seria, incendiaria y altamente conflictiva que, en mi opinión, sólo está llamada a empeorar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento