En portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que existe una "predisposición absoluta" de su partido para renovar la composición de la Cámara de Cuentas y cumplir así con el mandato estatutario y con la propia ley reguladora del órgano de fiscalización, al tiempo que ha estimado que el PP es el que tiene que decir "si está a favor o no de renovar y si apuesta realmente" por un órgano fundamental para la fiscalización tanto de la administración autonómica como de corporaciones locales.

Asimismo, ha agregado que el PP tendrá que decir "si es coherente o no" con la proposición de ley de modificación de la Ley de la Cámara de Cuentas que pactaron ambos grupos el pasado mes de mayo para desbloquear la renovación del órgano y que persigue la "adaptación" del mismo a la nueva realidad de la administración.

"El PP-A tiene que dejar claro si tiene una predisposición al diálogo y al consenso para garantizar la renovación de la Cámara de Cuentas", ha recalcado Mario Jiménez, que ha insistido en que el PSOE está "en condiciones de afrontar el proceso en cuanto el PP resuelva sus problemas internos".

A su juicio, se dan las condiciones para que el asunto esté resuelto antes de que acabe el año, al tiempo que ha estimado que el PP tiene que "ser coherente con lo que se firmó".

"prueba de fuego"

Según Mario Jiménez, este nuevo periodo de sesiones será, sin duda, una "prueba de fuego" para conocer el "verdadero perfil institucional del PP-A" y si realmente hace una apuesta por los órganos estatutarios o tiene intención de hacer lo mismo que los populares a nivel nacional, "boicoteando órganos tan importantes como el Tribunal Constitucional". Jiménez ha recordado que en octubre hay que abordar también la renovación de la composición del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA).

Como se recordará, la proposición de Ley de modificación de la Ley de la Cámara de Cuentas que PSOE-A y PP-A consensuaron el pasado mes de mayo y que está pendiente de ser sometida al Pleno del Parlamento contempla un cambio en la denominación de la figura del consejero mayor, que pasará a ser presidente de la Cámara de Cuentas, y la creación de una vicepresidencia, sin que esto implique un aumento del número de miembros de esta institución.

Los consejeros que se encuentran en situación de interinidad son Rafael Navas y Eduardo Rodríguez Melgarejo, propuestos en su día por el PP, y Antonio Marmolejo Ledesma y Ricardo Sánchez Virués de Segovia, designados por el PSOE. Estos consejeros seguirán desempeñando sus cargos hasta que se produzca la toma de posesión de los nuevos miembros de la Cámara de Cuentas, entre ellos el nuevo presidente, cambios que deberán atenerse a la Ley de Paridad que rige en las instituciones públicas, lo que implicará nuevas incorporaciones en el seno de este organismo.

El PSOE ha propuesto como nuevo presidente de la Cámara de Cuentas al catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Granada Antonio Manuel López Hernández, mientras que la vicepresidencia recaería en uno de los nombres que proponga el PP.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.