La situación empeora en Pakistán
Afectados por las inundaciones se pelean por conseguir alimentos. EFE

La situación sigue empeorando en el sur de Pakistán y la ayuda, de la que se ha recibido un 59% de los 460 millones de dólares inicialmente demandados, es insuficiente para los más de 17 millones de damnificados directos por las inundaciones, según alertó hoy la ONU.

"De los 17 millones de damnificados directos, 8 millones necesitan ayuda de emergencia", dijo este martes en rueda de prensa en Ginebra Elyzabeth Byrs, portavoz de la oficina humanitaria de la ONU (OCHA). El pasado día 20, el secretario general de la ONU, Ban ki-Moon, cifró el número de damnificados en 20 millones que incluye tanto a las personas afectadas de forma directa como indirecta.

Si bien las cifras fluctúan con el paso de los días y las agencias humanitarias establecen grupos según el grado de urgencia de la asistencia, los pronósticos siguen siendo pesimistas y la distribución de ayuda se enfrenta a multitud de problemas de logística. Entre ellos, la imposibilidad de acceder a muchas zonas debido a la destrucción de carreteras y puentes, situación que deja como única opción viable en determinadas áreas el uso de helicópteros, comentó la portavoz del Programa Mundial de Alimentos, Emilia Casella.

Se necesitan helicópteros

El PAM ha podido acceder a 1,75 millones de personas durante un mes, cifra que aún queda lejos de los "seis millones de afectados que todavía tienen necesidad de ayuda alimenticia", afirmó Casella. Para llevar a cabo sus operaciones, el PAM ha utilizado 13 helicópteros durante estas semanas, cantidad que ascenderá a 30 en los próximos días según los compromisos fijados y que, matiza Casella, debería "llegar hasta 70" para poder asistir a toda la población necesitada.

8 millones de personas continúan sin techo

Por otra parte, el portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Jared Bloch, alertó de que "8 millones de personas continúan sin techo" y viven en los arcenes de las carreteras y debajo de puentes. Los campamentos provisionales sólo han conseguido dar cobijo, por el momento, a un millón de personas, y se prevé que alcance a cerca de 2,5 millones en las próximas semanas, explicó Bloch.

Los campamentos provisionales sólo han conseguido dar cobijo a un millón de personasLas inundaciones, las peores de los últimos ochenta años, también han anegado campos de cultivo, han devastado 3,2 millones de hectáreas y destrozado el 71% de las cosechas de arroz, el 59% de las de vegetales y el 45% de las de maíz, según OCHA.

"Si los agricultores no reciben fondos para la siguiente época de plantación, prevista entre septiembre y octubre, el impacto en la seguridad alimenticia será catastrófico", advirtió Byrs. Asimismo, se han detectado más de 200.000 casos de diarrea aguda, por encima de 260.000 de problemas de piel y alrededor de 200.000 de afecciones respiratorias, dijo Fadéla Chai, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS).