Disidentes cubanos
Los ex presos políticos cubanos Juan Carlos Herrera Costa y de Fabio Prieto Llorente, en su reciente llegada al aeropuerto de Madrid. EFE

El Arzobispado de La Habana ha anunciado este martes la liberación de otros seis presos políticos, del grupo de los 52 detenidos durante la Primavera Negra de 2003 que serán excarcelados en los próximos meses que, al igual que 26 de sus compañeros, "han aceptado la propuesta de salir de la prisión y trasladarse a España".

Cuba comunicó a finales de junio su intención de liberar a los 52 presos políticos del grupo de la Primavera Negra Los prisioneros de conciencia son Víctor Arroyo Carmona, miembro de la directiva del Movimiento Todos Unidos, condenado a 26 años de cárcel; Leonel Grave de Peralta Almenares, bibliotecario independiente, sentenciado a 20 años; Próspero Gainza Agüero, delegado del Movimiento de Resistencia Cívica Pedro Luis Boitell, con una pena de 25 años; y Claro Sánchez Altarriba, periodista independiente, condenado también a 20 años.

En este grupo también se encuentran los miembros del Movimiento Cristiano de Liberación -del disidente Oswaldo Payá- Alexis Rodríguez Fernández y Alfredo Domínguez Batista, sentenciados a penas de 15 y 14 años, respectivamente, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Con este anuncio sumarán 32 los disidentes excarcelados que viajarán a España después de que el Gobierno comunicara a finales de junio -coincidiendo con la visita a Cuba del ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos- su intención de poner en libertad a los 52 presos políticos del grupo de la Primavera Negra de 2003, una de las mayores oleadas represivas contra la oposición.

Estas liberaciones son fruto del diálogo que inició la Iglesia Católica de Cuba, a través del arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, para flexibilizar la postura del régimen hacia la disidencia interna y permitir la excarcelación de, al menos, los presos políticos más enfermos.