Lindsay Lohan "no es adicta a nada, el problema está en su madre"

  • Así de claro lo han dejado los médicos que la están tratando.
  • Los expertos creen que la madre de Lohan necesita su propia terapia.
  • Fue condenada a prisión por no acudir a programas de desintoxicación.
Lindsay Lohan, en una imagen de archivo.
Lindsay Lohan, en una imagen de archivo.
ARCHIVO/EFE

Lindsay Lohan no es adicta a nada. Así de claro lo han dejado los médicos que la están tratando después de hacer varios test y análisis a la actriz, que no muestra síndrome de abstinencia. Por eso pasará como máximo 30 días en rehabilitación, pero todo parece indicar que el principal problema que lleva a arrojarse a Lohan a las juergas, escándalos y alcohol, es su madre.

Como máximo 30 días, eso es lo que han establecido los médicos como periodo de permanencia en rehabilitación después de que fuese declarada como adicta y condenada por una juez ingresar durante 90 días. "Lindsay puede haber tenido prescripción médica, pero no tiene ninguna adicción", explicaba una fuente.

De Lindsay se sabe que "ha sido desintoxicada, pero no tiene el síndrome de abstinencia, por lo que los doctores no creen que su problema fuese tan serio como parecía en un principio". Aún así, no hay que negar es que la actriz sufre serios problemas. "La única cosa que Lindsay sufre es tener dos padres narcisistas y ella intenta evitarlo enganchándose a gente destructiva y a los malos hábitos", explicaba un allegado a la actriz, no siendo el único que opina lo mismo.

Su gran lacra

Marty Brenner, un experto en adicción que ha trabajado con la familia Lohan en ocasiones anteriores, reafirma esa teoría: "Dina realmente me dijo 'Lindsay no tiene problemas, es una chica normal'. Dina necesita su propia terapia y dejar de vivir de Lindsay. Tiene que entender que lo que hace su hija no es normal".

El experto recomienda, independientemente del tiempo que tenga que estar la artista en rehabilitación, que reciba una terapia especializada. "Si van a decir que está lista para irse sólo porque está sobria, ¿qué es lo que cambia? Nada. Necesitas el balance completo, tienes que estar ahí e implicarte", insiste.

Pero para que Lindsay se recupere, no sólo tiene que liberarse del yugo de sus padres, sino tener la suficiente voluntad como para hacer lo correcto: "Al final del día, no es la rehabilitación la que lleva al cambio, es la persona. Lindsay estará mejor si ella quiere estar mejor".

De momento la actriz tendrá que esperar hasta el 25 de agosto, cuando un juzgado determinará si Lohan saldrá de la rehabilitación antes de lo previsto. Mientras tanto, recibe visitas "cuatro días a la semana" de Samantha Ronson, con quien vive una relación sentimental tortuosa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento