El municipio jiennense de La Guardia recordará a la familia Muriana-Martínez que falleció en el accidente del vuelo JK5022 de Spanair ocurrido hace dos años en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Será con un funeral que, por expreso deseo de sus familiares, se celebrará en la más estricta intimidad.

Así lo ha explicado a Europa Press el teniente de alcalde de la localidad, Antonio Godino, quien ha lamentado que el 20 de agosto es una "muy mala fecha" para los guardeños y en especial para las personas más cercanas a Juan Muriana López, de 36 años; Mercedes Martínez Conde, de 34, y la hija de ambos, Mercedes, que tan sólo tenía seis años cuando murió.

De este modo, dos años después de la tragedia que se cobró la vida de los tres vecinos del municipio cuando se iban de vacaciones, el Ayuntamiento de La Guardia ha descartado realizar actos oficiales en su memoria, ya que sus allegados prefieren celebrar un funeral de manera íntima.

La misa tendrá lugar finalmente el próximo día 25 de agosto en la iglesia de La Coronada, después de que los familiares de Juan, Mercedes y su pequeña decidieran posponerla desde el día del aniversario para poder acudir hoy a los actos que han tenido lugar en Madrid y en los que han participado junto con las personas queridas de los otros 151 fallecidos en el accidente aéreo, según ha añadido Godino.

Juan y Mercedes eran dos personas muy conocidas y queridas en La Guardia, donde él trabajaba como instalador eléctrico y ella regentaba una peluquería. El 20 de agosto de 2008 se disponían, junto a su hija, a disfrutar de unos días de vacaciones en Canarias, pero nunca pudieron llegar a su destino.

Consulta aquí más noticias de Jaén.