La Unión de Consumidores de Asturias (UCE) ha dicho que las compañías aéreas registran el 90 por ciento de las quejas y reclamaciones de los ciudadanos asturianos en periodo vacacional. Así lo recoge el Observatorio de UCE, según los datos de los meses de julio y agosto.

En una rueda de prensa celebrada este viernes, el presidente de UCE Asturias, Dacio Alonso, ha concretado que son la cancelación de vuelos, el retraso en el servicio, los daños en el equipaje y la demora en la entrega del mismo, las principales quejas observadas.

Más aún, ha concretado que la contratación de vuelos a través de Internet, la vía más utilizada por los asturianos a la hora de comprar sus billetes, es la que más reclamaciones acumula.

En relación a las reclamaciones, Carmen Fernández, miembro del Servicio Jurídico de la UCE, ha subrayado durante su intervención la "constante" vulneración del reglamento en vigor por parte de las compañías aéreas. El problema no es tanto la falta de normativa —Reglamento (CE) número 261/2004—, como el incumplimiento de esta.

Así, ha explicado que las empresas de transporte aéreo están acostumbradas a que les lleguen miles de reclamaciones, que en la mayoría de los casos "caen en saco roto", ya que sólo se indemniza a los usuarios que finalmente acuden a la vía judicial.

Concretamente, sólo un cinco por ciento de los reclamantes acaba en un proceso judicial. Esto se traduce, según Alonso, en un enriquecimiento "manifiestamente ilegal" por parte de las compañías y a costa de sus clientes. "Se están riendo de los ciudadanos y además provocan una gran frustración en ellos", ha sentenciado el presidente de la UCE.

Para solucionar estas reclamaciones, la Unión de Consumidores "anima" a los usuarios a reclamar por escrito y, en el caso de no ser atendidos, acudir a la vía judicial. Este último trámite es, según Alonso, el "mecanismo de acceso a la justicia de los ciudadanos", ya que, como las reclamaciones no superan los 900 euros, los reclamantes no necesitan abogado ni procurador —que es lo que encarece el proceso—. El plazo para reclamar legalmente es de dos años.

Asimismo, Dacio Alonso ha recordado que aunque el reglamento no recoge ningún tipo de compensación por retrasos, el TJCE ha modificado la normativa a favor de los usuarios. De esta manera, se establece que si hay un retraso de tres horas, el viajero tiene derecho a obtener la misma indemnización que si se produce una cancelación del vuelo.

Otros sectores que acumulan un quejas a causa de irregularidades en sus servicios son, por este orden, las agencias de viajes, restaurantes, hoteles, y bares y cafeterías.

Respecto a los hoteles, Alonso ha criticado el incremento de precios en los establecimientos hoteleros de Oviedo, con subidas por encima del 28 por ciento con relación al mes de julio. Esta postura es contraproducente para el turismo, según el presidente de UCE, que también se ha mostrado en contra del precio de los vuelos de Iberia con destino a Madrid —350 euros ida y vuelta—.

Consulta aquí más noticias de Asturias.