El parlamentario y presidente de la Junta Territorial del PP de Palma, José María Rodríguez, ha eludido opinar sobre si el presidente del Ejecutivo balear, Francesc Antich, está gobernando gracias a "votos comprados", aunque ha remarcado que sí lo hace gracias a un pacto de gobernabilidad que él mismo "dinamitó".

Así se ha pronunciado Rodríguez en declaraciones a los periodistas después de que el presidente del partido en la comunidad, José Ramón Bauzá, afirmase, según publica el diario 'El Mundo/El Día de Baleares' que si Antich quiere trabajar contra la corrupción debería plantearse si eso es "compatible con seguir ocupando su silla gracias a los votos comprados de UM y, además, pagados por todos con dinero público".

El parlamentario 'popular' ha destacado que habrá que esperar a que la Justicia adopte una determinación sobre este asunto aunque ha indicado que tanto Antich, como la alcaldesa de Palma, Aina Calvo, o la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, están en el poder por un pacto que "dinamitaron ellos".

Además, ha lamentado que, tras la expulsión de UM del Pacte, no tuvieron la "valentía" de presentar una cuestión de confianza, algo que tendrían que haber hecho, según ha entendido, por "cultura democrática".