El acuario cuenta con dos ejemplares de serpientes, una boa constrictor y una pitón albina

Una boa constrictor y una pitón albina forman parte desde hoy de la exposición Reptiles y Anfibios inaugurada el 9 de julio en el Acuario de Gijón y que cuenta con más de 20 especies. Los dos ejemplares cedidos por la Coordinadora para el estudio y protección de las especias marinas (Cepesma) convivirán los próximos meses con las más de 20 especies que componen la exposición.
Boa constrictor
Boa constrictor
EP/AYUNTAMIENTO DE GIJÓN

Una boa constrictor y una pitón albina forman parte desde hoy de la exposición Reptiles y Anfibios inaugurada el 9 de julio en el Acuario de Gijón y que cuenta con más de 20 especies. Los dos ejemplares cedidos por la Coordinadora para el estudio y protección de las especias marinas (Cepesma) convivirán los próximos meses con las más de 20 especies que componen la exposición.

La Boa Constrictor, de origen centroamericano y con más de metro y medio de longitud, es semi arborícola y de hábitos nocturnos. Atrapa a sus presas con su cuerpo gracias a la gran elasticidad de su piel y se la considera un importante aliado para los agricultores, al no ser venenosa y acabar con los roedores. Es vivípara (pare a sus crías vivas) en camadas de hasta 50 ejemplares.

Por su parte, la pitón albina, con más de dos metros de longitud y originaria de los bosques y praderas húmedas del sudeste asiático, caza principalmente roedores valiéndose de su agudísimo sentido del olfato y de los detectores térmicos en las escamas que rodean su boca. Es ovípara, con puestas de hasta 100 huevos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento