La ampliación del Museo de Bellas Artes de Sevilla parece que está más cerca. Tras años de discusión, la Junta propone el Palacio de Monsalves. El edificio reúne todas las características.

El Museo necesita espacio para su colección permanente (lo que expone no llega ni al 30% de sus fondos), exposiciones temporales, los departamentos educativo y de conservación, la acogida de grupos, una biblioteca de investigadores, cafetería, tienda y restaurante.

El estudio

El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), por encargo de la Consejería de Cultura, ha estudiado la viabilidad de todas las posibilidades planteadas para la ampliación en los últimos años. Aunque no descarta ninguna, la mejor es el Palacio de Monsalves.

Opciones

Más altura: El museo ganaría en altura. Es una propuesta «difícil», según la consejera de Cultura, Rosa Torres. Podría contravenir la ley y no ganaría mucho espacio.

Usar espacios libres: También se pensó en utilizar algún espacio libre del edificio. De sus 6.500 m2 útiles, el 75% es espacio libre. Se habló por ello del Patio de la Huerta y del de la Concha. Con el primero, se ganarían 170 m2. En el segundo 400 m2.

Otro edificio: Un inmueble, en la misma zona, y de finales del xix o principios del xx, pues acogerá parte de la colección permanente de esta época. Se han estudiado dos: 
Residencia Santa Ana. Requeriría muchas modificaciones. Su precio de mercado es «muy alto», según la consejera, pero se ganarían 2.000 m2 útiles más. Aun así, el edificio no tiene «personalidad propia» y está en una vía secundaria.

Monsalves. También muy cerca. El edificio ofrece la posibilidad de remodelarlo para museo. Se ganarían entre 2.700 m2 y 2.800 m2 útiles. Además, tiene buenos accesos. Permitirían el flujo de visitantes. Habría que peatonalizar parcialmente estas vías. Las usarían residentes, transporte público y carga y descarga.

Cultura ha comunicado esta última opción a las consejerías de Presidencia y de Economía y al presidente de la Junta, Manuel Chaves, que ha dado luz verde a su uso para la ampliación. Además, lo ha remitido al Ministerio de Cultura, que costearía la reforma del edificio. La propuesta es «razonable», según su titular, Carmen Calvo.

Propiedad de la Junta

El Palacio de Monsalves está situado en pleno centro de la capital hispalense, muy cerca del Museo de Bellas Artes (plaza del Museo). Actualmente depende de la Consejería de la Presidencia. En ella, se aloja su gabinete jurídico, entre otros departamentos. El edificio, del siglo xix, perteneció a una acaudalada familia sevillana, que encargó algunas de las obras que ahora están en el Bellas Artes. Hasta 1992, fue sede de la Presidencia del Gobierno andaluz (actualmente en el Palacio de San Telmo, en obras). Posteriormente, acogió la ya desaparecida Consejería de Relaciones Institucionales de la Junta.