Banca Cívica, entidad integrada por Caja de Burgos, Caja Navarra y CajaCanarias, ha lanzado su primer programa de pagarés desde que se constituyera hace unos meses, por importe de hasta 4.000 millones de euros, según figura en el 'folleto base de pagarés' que la entidad registró en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado 29 de julio.

Los pagarés tienen un valor nominal unitario de 10.000 euros, por lo que el número máximo vivo de pagarés no podrá ascender los 400.000 como máximo. La suscripción mínima será de 50.000 euros nominales (5 pagarés) y la máxima hasta el saldo vivo máximo autorizado en cada momento. El programa estará vigente durante un año y está dirigido a todo tipo de inversores.

El reembolso se realizará por el valor nominal en la fecha de vencimiento, al que se deducirá la retención fiscal aplicable en cada momento. Los títulos se emitirán en cualquier plazo de vencimiento entre tres días y 364 días inclusive, a contar desde la fecha de emisión de cada uno de ellos.

El programa no contempla la posibilidad de amortización anticipada de los pagarés a iniciativa de los tenedores ni del emisor. El tipo de interés será el negociado en cada momento entre el emisor y el tomador de cada pagaré.

La colocación de los pagarés para inversores cualificados se realizará directamente a través de Banca Cívica o a través de la entidad colocadora. La colocación para inversores no cualificados se realizará directamente en cualquiera de las oficinas de la entidad o de cualquiera de las oficinas de Caja Navarra, Caja de Burgos y CajaCanarias.

De este modo, la entidad podrá lograr mayor liquidez y financiar su proceso de expansión. El diario Cinco Días adelantaba hoy que la entidad tiene previsto salir a Bolsa "cuanto antes".

Los pagarés son valores de renta fija simples emitidos al descuento, por lo que la rentabilidad es implícita, es decir, viene dada por la diferencia entre el precio de suscripción y el precio de reembolso de dicho pagaré.

Los títulos emitidos por Banca Cívica no tendrán garantías reales ni de terceros, sino que tanto el capital principal como los intereses estarán garantizados por la solvencia y la garantía patrimonial de la entidad. La entidad que se encargará de dotar de liquidez a los pagarés será Ahorro Corporación Financiera, que está limitada al 10% del saldo vivo máximo del programa.

Los riesgos que presenta la emisión son que está sometido a las posibles fluctuaciones de sus precios en el mercado en función de la evolución de los tipos de interés y de la duración de la inversión, y que una vez admitidos a cotización pueden ser negociados a tipos de interés que impliquen precios distintos del precio de emisión inicial, a la baja o al alza.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.