El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda de Santander, César Díaz, ha considerado que "el recurso al insulto y a la descalificación" por parte del presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, hacia el alcalde, Íñigo de la Serna, es consecuencia de que el segundo "está ejerciendo la labor reivindicativa" a la que el jefe del Ejecutivo "ha renunciado por su sumisión a los socialistas y para defender su sillón".

En nota de prensa, Díaz ha lamentado que el presidente de la comunidad autónoma "tenga que recurrir a insultar y descalificar al alcalde de su capital sólo porque De la Serna está defendiendo lo justo para la ciudad y para toda la región, algo que él no hace por la sumisión a la que le tiene sometido el PSOE".

El concejal ha afirmado que el hecho de que Revilla sea "uña y carne" con Rodríguez Zapatero y Blanco "le impide levantar la voz a pesar del drama y el coste para Cantabria que supone la decisión que han tomado los tres conjuntamente de dejar a Cantabria a un lado y de maltratar a la región".

A su juicio, es "incomprensible" que Revilla se muestre contento y agradecido con el Gobierno de Rodríguez Zapatero mientras se produce "una sangría de trabajadores que se van a la calle" por la paralización de obras como la del distribuidor de la Marga o mientras se retrasa la ejecución de las principales infraestructuras de comunicación para la región.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.