El consejo de Gesvican ha adjudicado, en el transcurso de una reunión presidida por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, los cinco primeros proyectos del II Plan de Choque, que totalizan una inversión de 5,72 millones de euros.

Se trata de las obras de acondicionamiento y mejora de la seguridad vial en la carretera de montaña Sotres-Tresviso; la Glorieta Noja-playa de Ris; las obras de renovación de la capa de rodadura de la carretera Santillana del Mar-cruce con la CA-132, Viveda-Suances; el acondicionamiento de las carreteras CA-505, Rasines-Torcollano, y CA-506, acceso a La Edilla, desde la intersección de la CA-505 hasta esta localidad; y de la Travesía de Peñacastillo.

El II Plan de Choque contempla la ejecución de 49 obras, agrupadas en 30 proyectos, con una inversión global de 63 millones de euros. En su presentación, el pasado mes de enero, Mazón resaltó que se trata de "una inversión productiva, que incluye el adelanto de algunas obras previstas, y que supone un factor determinante para la dinamización de la economía, dependiente, en gran medida, de las infraestructuras viarias de la región".

En cuanto a la carretera Sotres-Tresviso, el proyecto para la ejecución de las obras de acondicionamiento y mejora de la seguridad vial en esta carretera de montaña, afecta a un tramo de 7,9 kilómetros, con un trazado sinuoso y un firme que, en la actualidad, no se encuentra en buen estado. La ejecución de este proyecto se ha adjudicado a la empresa Icameg, con un presupuesto de 1.086.780 euros.

Con esta iniciativa se pretende dotar al tramo cántabro de la carretera de Sotres a Tresviso de las pertinentes mejoras, en la pavimentación, el drenaje y la señalización, que permitan realizar la circulación con las mejores garantías de seguridad, en un tramo que tiene un trazado sinuoso, adaptado a una orografía muy abrupta.

En materia de seguridad vial, se ha proyectado la colocación de una barrera de seguridad de madera, en aquellas zonas del trazado que lo precisen, para evitar impactos visuales, ya que la carretera discurre por el Parque Nacional de Picos de Europa. Además, se instalará una nueva señalización horizontal y vertical, con señales circulares reflexivas, cuadradas reflectantes y triangulares reflexivas, y marcas blancas y amarillas reflectantes.

Glorieta noja-

Playa de ris

Otra de las adjudicaciones corresponde a la Glorieta Noja-playa de Ris. Las obras de actuación de seguridad vial en la entrada a Noja están configuradas en la intersección de las carreteras CA-147, Beranga-Noja, y CA-451, Noja-playa de Ris. Su ejecución se ha adjudicado a la empresa SIEC, con un presupuesto de 536.801 euros.

El proyecto plantea el acondicionamiento de la intersección de las dos carreteras citadas, mediante el encaje de una glorieta, con una isleta central de 7,5 metros en el eje de la calzada, que tendrá dos carriles de 4,25 metros de ancho, un arcén de 0,50 metros y una rigola exterior de 0,50 metros. En el interior de la glorieta de construirá una acera de un metro, con una barandilla metálica que evitará que los peatones puedan cruzar por los lugares inadecuados; una zona verde de 6,5 metros de radio y pasos de peatones en los extremos.

Además, se renovará el firme de la CA-451, Noja-playa de Ris, se procederá a la instalación de una nueva señalización horizontal y vertical, y se preparará la instalación de controles de velocidad en las entradas al núcleo urbano de Noja desde la CA-147.

Complementariamente, el proyecto incluye el ensanche, prolongación y mejora de la calle de los Cuadrillos, a lo largo de una longitud de 115 metros, que pasará de tener en la actualidad una calzada de 4 metros y una única acera lateral, a disponer de una calzada de 6 metros y una doble acera peatonal de 1,50 metros cada una

Resto de actuaciones

También se han adjudicado a la empresa Asfin Cantabria, y con un presupuesto de 1.465.745 euros, las obras de renovación de la capa de rodadura de la carretera CA-351, Santillana del Mar-Suances, en el tramo Santillana del Mar-cruce con la CA-132, Viveda-Suances.

Las obras que se realizarán contemplan el saneamiento de los blandones, con el fresado de las zonas agrietadas, y la renovación de la capa de rodadura, mediante la aplicación de una capa de mezcla bituminosa en toda la longitud de la carretera, junto con la mejora del drenaje longitudinal, y la reposición de la señalización horizontal y vertical.

Otra de las adjudicaciones corresponde al acondicionamiento de las carreteras CA-505, Rasines-Torcollano, y CA-506, acceso a La Edilla, desde la intersección de la CA-505 hasta esta localidad, que ejecutará la empresa Arruti, con un presupuesto de 2.278.506 euros.

Con esta actuación se mejorará la comunicación entre los núcleos de Torcollano, Casavieja, Ojébar, Santa Cruz, Villaparte, La Edilla y su conexión con la N-629. El proyecto que se realizará incluye la ampliación de la plataforma, hasta conseguir una anchura de 5,50 metros; la rectificación de curvas, la mejora de la rasante, la extensión de un nuevo firme, y los correspondientes drenajes y cunetas para la recogida del agua.

Finalmente, el consejo de Gesvican ha adjudicado el acondicionamiento de la travesía de Peñacastillo, que forma parte de la carretera CA-130, Cajo-El Empalme-Peñacastillo, que ejecutará la empresa SIEC, con un presupuesto de 356.004 euros.

El proyecto tiene por objeto la ejecución de los trabajos de acondicionamiento de la travesía de Peñacastillo, destacando principalmente el drenaje superficial, la repavimentación peatonal de las aceras actuales de hormigón, que serán demolidas y reemplazadas por un pavimento de baldosa con terrazo, y la colocación de dos nuevos semáforos con pulsador.

Además, se procederá a la instalación de una nueva parada de autobús; el repintado de las marcas viales de la señalización horizontal, incluyendo los pasos de peatones y las paradas de autobús; la recolocación de la señalización vertical que haya sido retirada durante la ejecución de las obras; la sustitución de las barandillas en mal estado de conservación; la limpieza de márgenes y cunetas, y el acondicionamiento de los accesos a urbanizaciones o fincas, mediante una capa de aglomerado de mezcla bituminosa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.